Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:10

Los trabajadores del Hospital de Laredo protestan contra de la centralización de servicios

Carlos Ateca, presidente de la Junta de Personal, acusa al presidente regional Ignacio Diego de mentir en este asunto

Viernes, 27 de junio de 2014, a las 18:58
Redacción. Santander
La Junta de Personal del Hospital de Laredo ha registrado este viernes en la consejería de Sanidad un escrito dirigido a la consejera, María José Saenz de Buruaga con 25.000 firmas recogidas en contra de la centralización de los servicios centrales hospitalarios del Servicio Cántabro de Salud (SCS) en el Hospital Valdecilla de Santander.

Maria José Saenz de Buruaga, consejera de Sanidad.

Los trabajadores manifiestan su oposición a la centralización de los laboratorios en Valdecilla por considerar que la medida "es lesiva" para el hospital y sus usuarios, "condicionando la actividad diaria y su potencial desarrollo en un futuro".

"Los servicios centrales de cualquier hospital, independientemente de su tamaño, vertebran la actividad de todas las unidades asistenciales y son fundamentales en la asistencia de calidad que debemos a los pacientes", señala el escrito.

Tras señalar que no se oponen "a que se estudien y se realicen mejoras en que puedan reducir el gasto", reivindican el mantenimiento del volumen de trabajo, del empleo y de la calidad asistencial en los hospitales comarcales.

Avisan además de que continuarán con las movilizaciones para lograr estos objetivos y solicitan a la consejera de Sanidad que "cumpla su palabra", ya que "dijo que iba a crear un grupo de trabajo abierto a la participación de los profesionales implicados", y en ese grupo "faltan" los responsables de Hematología y Microbiología del Hospital de Laredo.

Todas las Juntas de Personal del SCS han mostrado su rechazo a este proyecto, Sierrallana con concentraciones, abrazo al hospital y la manifestación celebrada en Torrelavega el pasado día 13 de junio, y las Juntas de Personal de Valdecilla y Reinosa con concentraciones a las puertas de los hospitales.