Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

El PSOE ve el refuerzo del Rosell como el fin del hospital

Sanidad prevé disponer del centro como complemento del Santa Lucía

Sábado, 21 de junio de 2014, a las 18:04
Redacción / J.B. Murcia
La diputada regional socialista, Teresa Rosique, ha afirmado que la consejera de Sanidad quiere dar “gato por liebre” a los cartageneros cuando anuncia que va a mantener las urgencias en el Hospital Santamaría del Rosell, “pues lo que en realidad hace es darle carpetazo como hospital al convertir las urgencias hospitalarias en meras urgencias de un centro de salud”.

Teresa Rosique, durante su comparecencia ante los medios de comunicación.


“Lo que Sanidad hace es trasladar las urgencias del Centro de Salud El Parchís al Rosell, lo que significa el paso definitivo para que este centro deje de ser un hospital”, explicó Rosique, que criticó a la consejera por su “talante antidemocrático”, ya que el lunes pasado se negó, en su comparecencia en la Asamblea Regional, a dar explicaciones sobre la situación del centro hospitalario.

Sin embargo, fuentes del departamento que encabeza Lorenzo han insistido a Redacción Médica desde hace tiempo en que su intención no contempla cerrar el hospital referido, sino hacerlo complementario del Santa Lucía, dotado con una cartera de servicios puntera como lo demuestra que acudan a él pacientes derivados de otras áreas de salud.

Todo ello –ha añadido Rosique– “a pesar de que le pedimos que lo hiciera, y al final los grupos parlamentarios nos hemos tenido que enterar por los medios de comunicación de la decisión de la consejera de dar carpetazo definitivo al Rosell como hospital”.

“La actitud de la consejera tira por tierra la promesa del actual presidente Garre de intensificar la relación del Gobierno regional con la Asamblea Regional”, subrayó.

Y es que, según la diputada socialista, la decisión de Sanidad, además de incumplir los compromisos adquiridos por la Consejería, como la Resolución de la Asamblea Regional aprobada en 2010 en la que se pedía que el Hospital del Rosell se convirtiera en el segundo hospital de Cartagena, empeorará la situación sanitaria del Área 2 de Salud de Cartagena y afectará a la calidad de los servicios sanitarios que se prestan a los alrededor de 400.000 ciudadanos que la conforman.

“Está demostrado que el desmantelamiento progresivo del Rosell por parte de Sanidad ha coincidido con el incremento de las listas de espera en esta Área. Los últimos datos reflejan que el número de personas que superan los tiempos máximos de espera para una lista quirúrgica se ha duplicado, pasando de 1.032 personas en diciembre de 2012 a 2.084 personas en diciembre de 2013”, concluyó.

ENLACES RELACIONADOS:

Catalina Lorenzo refuerza las urgencias del Rosell (20/06/2014)