Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:00

Los socialistas piden la dimisión de Rodríguez y el PP ve “muchos motivos” para felicitarlo

Recuerdan que, en 2012, ya reclamaron una Dirección General de Salud Pública

Jueves, 06 de noviembre de 2014, a las 21:20
Redacción. Madrid

José Manuel Freire.

El Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid ha exigido, por medio de una Proposición No De Ley (PNL), la reprobación del consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, y ha reclamado su dimisión o cese inmediato, “fundamentalmente por sus muy graves declaraciones en relación con la profesional sanitaria contagiada de ébola, y por su mala gestión de la crisis de salud pública, que ha generado un nivel de desprestigio y desconfianza profesional y ciudadana tal que es incompatible con la permanencia en sus responsabilidades como consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid”.

“El consejero de Sanidad no sólo no atendió a las peticiones de profesionales y a nuestras propias peticiones de prepararse para este tipo de crisis, sino que, una vez llegada, no se le ocurrió otra cosa que culpabilizar a la víctima desencadenando con ello una enorme alarma social y profesional y una ola de repulsa que ha minado gravemente la confianza de la ciudadanía y los profesionales en su capacidad de gestionar esto”, ha declarado el portavoz en materia sanitaria del Grupo Socialista en la Asamblea, José Manuel Freire.

A juicio del diputado del PSM, con esta actitud acusatoria, el consejero de Sanidad hizo algo “insólito” partiendo de la base de que Teresa Romero sufrió un accidente laboral, puesto que se contagió en el trabajo, en una labor que, además, realizaba de forma voluntaria, y “nunca en la sociedad de hoy de nuestro país se echa la culpa precisamente al accidentado, a la víctima”. Y además, añade el portavoz socialista, “pedimos que se vaya, pedimos su cese, porque su gestión de esta crisis ha sido manifiestamente mejorable, incompetente e irresponsable”.

La PNL registrada por los socialistas ha recordado que, para prevenir las crisis sanitarias, el PSM ya presentó en el Parlamento autonómico, el 13 de abril de 2012, una moción pidiendo primero la recuperación de la Dirección General de Salud Pública, y, segundo, la creación de un grupo de trabajo para la gestión de crisis sanitarias que fijara principios, procedimientos y canales de comunicación para intervenir de la forma más inmediata posible en esas situaciones.

Freire ha explicado que en el "punto álgido de la cisis" del ébola, los socialistas manifestaron su apoyo al Gobierno y actuaron de manera "responsable", pero llegó un momento en que el consejero "hizo unas manifestaciones públicas tan irresponsables y ofensivas para una paciente que encima había tenido un accidente laboral", como es Teresa Romero, que consideraron que Rodríguez no podía mantenerse más tiempo en el cargo, razón que "fundamentalmente" ha llevado a pedir su dimisión.

Además, ha considerado que la crisis del ébola ha estado rodeada de "incompetencias irresponsabilidades e improvisaciones" y ha añadido que posiblemente, el mejor lugar de España para atender a los pacientes afectados por ébola cuando fueron repatriados de África hubieran ido el hospital Negrín y el de la Candelaria. Ambos en Canarias.

Su homólogo de IU, Rubén Bejarano, ha explicado que ellos también exigen la dimisión de Rodríguez  y  ha indicado que por tanto, "ahora la pelota está en el presidente de la Comunidad de Madrid". Y es que ha indicado que cada día que pasa y no cesa a Javier Rodríguez también es corresponsable él" de lo sucedido.

"Hubo fallos en el sistema de seguridad, en los protocolos y declaraciones inaceptables de un representante público", ha remarcado en referencia a las palabras de Rodríguez, que llegó a decir que no era necesario hacer un máster para aprender a ponerse el traje de protección contra el ébola, entre otras declaraciones.

Por su parte, el portavoz sanitario de UPyD, Enrique Normand, ha considerado que la gestión política de la crisis del ébola ha sido "un desastre y alguien tiene que asumir esa responsabilidad política". En su opinión, ha indicado "el que debería ser responsable de su gestión es el consejero de Sanidad, que debería dimitir ahora que parece que la crisis ya ha cesado".

Normand ha explicado que no han pedido el cese de Rodríguez hasta que Teresa Romero ha sido dada de alta, pero ahora que ya ha abandonado el hospital y que parece que no va a haber más casos "el consejero de Sanidad debería presentar su dimisión o en su defecto, cesarle el presidente".

"No hay motivos de reprobación"

Por último, desde las bancadas populares, el portavoz sanitario del PP ha defendido la continuidad de Rodríguez. A juicio de Eduardo Raboso "no solamente no hay motivos de reprobación, sino que hay muchos motivos para felicitar al consejero por su gestión de la crisis del ébola".

Raboso ha defendido que "la gestión de una crisis de la magnitud" de la que se ha padecido "supone miles de acciones" y "sería inasumible que la totalidad de acciones hubieran sido rigurosamente perfectas", máxime cuando no había precedentes internacionales. "Hemos abierto brecha", ha afirmado el popular, quien ha añadido que si el consejero no hubiera tenido éxito, estaríamos en un contexto "dramático".

Preguntado por si las palabras del consejero no son razón para que éste presente su dimisión, ha afirmado que"los juicios en este país se hacen por los hechos más que por las palabras y "durante unas horas el consejero era el hombre con mayo responsabilidad a sus espaldas de todo el mundo", cosa que, en su opinión, "hay que tener muy en cuenta a la hora de valorar lo que dijo".

ENLACES RELACIONADOS: