Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

Los sindicatos vuelven a manifestarse y el PSE defiende la gestión de Bengoa

Roncal asegura que el 80 por ciento de los ciudadanos apoya al ejecutivo

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Bilbao

Los sindicatos ELA y LAB se han manifestado este martes en los hospitales de Cruces (Vizcaya), Donostia (Guipúzcoa) y Santiago (Álava), para reivindicar una sanidad pública de calidad, universal y gratuita y para exigir la apertura de una mesa de negociación "real" en Osakidezta.

Blanca Roncal.

Los representantes de ambos sindicatos han comparecido en rueda de prensa, en la sede de ELA en Bilbao, para valorar las políticas de gasto y de personal y han advertido de que, "para que exista una sanidad pública de calidad, universal y gratuita" es necesario incrementar el gasto sanitario de la Comunidad Autónoma Vasca a la media de los países de la OCDE, así como aumentar los recursos materiales y humanos para adaptarlos a las necesidades existentes, "lo que redundará en la mejora de la calidad asistencial y en que existan cargas de trabajo equilibradas".

Los portavoces sindicales se han referido también a las política de derivaciones, de la que han dicho, debe "reducir radicalmente las derivaciones a la sanidad privada a través de la inversión en recursos propios", así como limitar el uso de la autoconcertación, "a través de la adecuada dotación de plantilla", y establecer "mecanismos de control para minimizar el recurso de los profesionales a las horas extra". Asimismo, han rechazado los cierres de hospitales, de centros de salud o de camas porque, según han advertido, "todo cierre se paga con una merma de la calidad asistencial".

ELA y LAB han denunciado que la negociación colectiva está "absolutamente condicionada por las políticas recorte" y que el Departamento de Sanidad "ha decidido negar la negociación colectiva a los trabajadores de Osakidetza". "No hay, ni habrá, negociación colectiva en Osakidetza en un futuro inmediato", han lamentado, al tiempo que han exigido que se tomen medidas concretas.
En ese sentido, le han pedido al consejero de Sanidad que "basta ya de demagogia y de propaganda" porque "lo que necesitamos son políticas concretas". "Con un gasto sanitario como el que se plantea para el año 2011, lo que está claro es que la política y el gasto es insuficiente", han añadido.

Respuesta del PSE

Ante las quejas manifestadas por los sindicatos, la portavoz del PSE en el Parlamento Vasco, Blanca Roncal; ha manifestado que "los usuarios de Osakidetza no dan la razón a los sindicatos nacionalistas de la Sanidad Pública de Euskadi, cuyas movilizaciones últimas carecen de todo fundamento y están destinadas a crear una alarma social que no se corresponde con los hechos".
Según la parlamentaria del PSE, "de acuerdo con las encuestas públicas divulgadas, el 85 por ciento de los ciudadanos vascos valoran con un 'bien' o 'muy bien', tanto la atención primaria como la hospitalaria que se dispensa en Osakidetza".

Asimismo demás, según Roncal "más de un 80 por ciento de los ciudadanos vascos apoyan la reordenación del sistema de asistencia ambulatoria de los sábados, desmintiendo los pronósticos catastrofistas que se hicieron cuando el nuevo sistema se puso en marcha".
"El Departamento de Sanidad no está aplicando recortes, sino una racionalización del gasto público, que es absolutamente necesaria para consolidar una Sanidad Pública que sea realmente sostenible, aprovechando de paso todos los adelantos tecnológicos y las enormes posibilidades que ofrecen", ha destacado Roncal.