Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:50

Los sindicatos piden a Sanidad que actúe sobre la formación de la plantilla no sanitaria del SNS

Su propuesta consensuada condiciona la convocatoria del próximo Ámbito de Negociación

Lunes, 11 de noviembre de 2013, a las 15:39

María Márquez. Madrid
Los sindicatos integrantes del Ámbito de Negociación han culminado el debate sobre el acuerdo para la homogeneización de criterios de selección en el Sistema Nacional de Salud (SNS). Comisiones Obreras prepara ahora el redactado final para poder enviarlo la semana que viene al Ministerio de Sanidad. Las organizaciones han coincidido en que es necesario frenar el bloqueo existente para validar la formación entre ciertas comunidades autónomas. Este documento condiciona la convocatoria del próximo Ámbito de Negociación, que no se reúne desde el 3 de junio.

Javier Castrodeza, director general de Ordenación Profesional y presidente del Ámbito de Negociación; Antonio Cabrera (CCOO); Fernando Molina (CSI·F); Pilar Navarro (UGT) y Francisco Miralles (CESM).

Este acuerdo, que los sindicatos enviarán a Sanidad en unos días, refleja una preocupación especial de las organizaciones con respecto a la situación del personal ‘de gestión y servicios’, o lo que es lo mismo, de los profesionales no sanitarios que trabajan en el SNS. Aunque el documento ofrece la amplitud suficiente como para dar cabida a futuras propuestas autonómicas, sí llama la atención sobre la necesidad de que se cree una agencia estatal que coordine la formación de estos profesionales o bien que el acuerdo tenga un rango jurídico suficiente (real decreto…) como para que las comunidades autónomas se vean obligadas a validar títulos formativos que se expidan en cualquier punto del país.

El consenso sindical entre CCOO, CSI•F y Cemsatse sido fácil en líneas generales. A día de hoy, falta que la secretaria federal de Salud de UGT, Pilar Navarro, acceda al documento final, si bien considera que a la propuesta inicial que manejaba Sanidad “le falta concreción”. Navarro se aleja de las expectativas más optimistas de las otras organizaciones ante el éxito del texto y tilda de difícil la elaboración de “una norma básica” que encaje con las competencias autonómicas, con la excepción de que cuente con el beneplácito del Consejo Interterritorial. Sin embargo, para el resto de sindicatos el hecho de que el texto estipule solo criterios básicos hará que no haya que temer suspicacias en cuanto a posibles invasiones competenciales. Una vez que el Ministerio reciba el documento pasaría a la mesa de la Comisión de Recursos Humanos.