Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:50
Lunes, 17 de marzo de 2014, a las 16:28
Redacción. Zaragoza
La sección de médicos de Atención Primaria de los sindicatos Fasamet y CESM no están a favor de los incentivos incluidos en el Pacto de Farmacia de 2014 para los profesionales de Equipos de Atención Primaria.

Lorenzo Arracó,  secretario general de CESMAragón.

Así, los sindicatos no comparten el criterio de incentivar a los profesionales por el cumplimiento de objetivos en Farmacia, de forma económica, ya que puede interpretarse como “una pérdida en calidad de los servicios y los pacientes pueden entenderlo como un ahorro por no prescribir”.

Tanto Fasamet como CESM aseguran que siempre han defendido que un porcentaje del salario vaya vinculado a incentivos o productividad variable, pero apuntan que siempre “deben estar ligados a objetivos de calidad en la prestación sanitaria a los pacientes, nunca como un ahorro como único objetivo”.

Por último, los sindicatos defienden que la meta prioritaria debería ser la inversión en sanidad para potenciar los servicios asistenciales, en infraestructuras y personal, en detrimento de macrosestructiras administrativas y de gestión que existen.