Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Los sindicatos instan a Pajín a centrarse más en la Sanidad

El protagonismo de Martínez Olmos, el quebrado Pacto de Estado o la fallida convocatoria de la Mesa Sectorial, entre las cuestiones que definen este año

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

María Márquez. Madrid
2010 se despide como un año “agridulce” en opinión de los sindicatos. Dos ministras en  doce meses: una marcada por el diálogo y la otra por la asunción de tres ministerios que le lleva a descuidar la sanidad, según los representantes sindicales. Financiación, Mesa Sectorial de la Sanidad y recursos humanos son los temas más urgentes a tratar en 2011.

CESM y la protesta en la calle

Patricio Martínez.

El secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Patricio Martínez, rompe el hielo valorando la carta de presentación de Leire Pajín en estos dos meses y pico que ha estado en el despacho del Paseo del Prado. Para él, “habla más de Igualdad y Dependencia que de Sanidad”, opinión compartida por el resto de entrevistados. De su antecesora, Trinidad Jiménez, recuerda su actitud abierta tras “el hermetismo” de Bernat Soria, aunque también apunta que durante su gestión “los profesionales salimos dos veces a la calle”. La crisis económica ha empañado un año que en opinión de Martínez iba por buen camino ante la promesa de crear la Mesa Sectorial de Sanidad y el registro de profesionales. Para CESM el “adelgazamiento de la burocracia de la Administración” y la determinación de los fondos finalistas son piezas clave para resolver el puzle de la sostenibilidad del sistema, y también espera que el Consejo Interterritorial asume un carácter “más decisorio y vinculante”. Y si la cal es abundante, la arena de este año se resume en una sola cuestión: el Máster de Medicina, “sin olvidar que tuvimos que protestar para lograrlo”.

El protagonismo de Martínez Olmos, definitorio para CCOO

Antonio Cabrera.

Tras los recortes presupuestarios, Comisiones Obreras intentó unificar la postura sindical en dos ocasiones y con resultados distintos. La primera vez, con motivo de la huelga general, sus homólogos no respaldaron su manifiesto, y dos meses más tarde, sin textos previos, sí que recibieron el apoyo para protestar contra “el ataque” a las partidas sanitarias. El secretario de la Federación Estatal de Sanidad y Sectores Sanitarios de CCOO, Antonio Cabrera, habla de “claroscuros” de Trinidad Jiménez y del protagonismo que Leire Pajín está concediendo al secretario general ‘heredado’ de su antecesora, José Martínez Olmos. De Jiménez, Cabrera alaba el consenso logrado en gripe A y “la cohesión con las CCAA”, pero le recrimina no haber “dinamizado la Mesa Sectorial ni impulsado los foros de negociación directa con los profesionales”. Considera “excesiva” la rotación de ministras y si bien señala que “no puede tener una valoración” de Leire Pajín porque "no les ha recibido”, sí que resalta que “parece que está dejando la sanidad en manos de Martínez Olmos, quizás porque ella conoce más la Igualdad y la Dependencia”.

UGT añora un clima de “más confianza”

Pilar Navarro.

La secretaria del Sector Salud y Servicios Sociosanitarios de la Unión General de Trabajadores (UGT), Pilar Navarro, contextualiza las cuestiones sanitarias en una “situación complicada” marcada por  el déficit presupuestario, la huelga general “y la falta de diálogo social”. El talón de Aquiles de Trinidad Jiménez ha sido, en su opinión, el quebrado Pacto por la Sanidad y las políticas de recursos humanos de las que “finalmente no se ha llevado nada a cabo”. Además de las políticas salariales, para Navarro urge que el Ministerio cumpla su compromiso de formar la Mesa Sectorial de la Sanidad, una de las dos únicas valoraciones positivas que hace de 2010 junto a las decisiones del Consejo Interterritorial, del que sin embargo también critica que “tampoco ha cerrado ningún tema”. Los acuerdos en 2011 vendrán de la mano de un clima de “más confianza”, de la que ha carecido el año que termina. Los recortes en Dependencia también mantienen en vilo a la secretaria sindical, quien concluye que la posibilidad de una nueva huelga general sigue en el horizonte.

Ministras poco resolutivas para Satse

María José García.

De “agridulce” define los últimos doce meses la secretaria general de Comunicación del sindicato de Enfemería Satse, María José García. Inclinando más la balanza hacia lo agrio, señala como lo más positivo del año la convocatoria de plazas para tres nuevas especialidades (Familiar y Comunitaria, Geriatría y Pediatría). Lo negativo está encabezado por un Pacto por la Sanidad roto que, según ella, “es necesario para que el SNS sea sostenible, por lo que hay que dejar atrás partidismos”. La prescripción enfermera, en “standby”, sigue esperando desde su aparición en el BOE hace un año. El registro “serio” de enfermeros no fue una tarea asumida por Jiménez y con Pajín tampoco hay vistas de ello, un relevo ministerial que para García “dificulta que se puedan afianzar las políticas”. Mientras que a Jiménez la define como "muy mediática pero poco resolutiva con nuestros problemas", a la nueva ministra le achaca “estar más pendiente de Igualdad que de Sanidad” y le insta a “restablecer el diálogo con los profesionales, que deseamos colaborar con el Ministerio para que el SNS esté a la altura de lo que los ciudadanos merecen”.