Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Los sindicatos, en contra del aumento de jornada para los trabajadores de Osakidetza

UGT acusa al Gobierno de actuar con “prepotencia”; Satse lo considera “un atropello”

Martes, 28 de mayo de 2013, a las 16:48

Redacción. Bilbao
Las reacciones tras el decreto aprobado por el Gobierno para la modificación de la jornada laboral de los trabajadores de la Administración Pública, entre los que se encuentran los de Osakidetza, no se han hecho esperar. Concretamente han sido dos sindicatos, UGT-Sanidad y Satse, los que han lamentado una medida que les ha sido impuesta y que, bajo su criterio, destruye miles de puestos de trabajo.

UGT-Sanidad ha acusado de "prepotente" al Gobierno de Urkullu, al "imponer un decreto" de recortes en la sanidad pública, que "desoye" al Parlamento, a los representantes sindicales y a la propia ciudadanía vasca.
En un comunicado, ha asegurado que el decreto 351/2013, publicado este lunes en el BOPV, "destruye" miles de puestos de trabajo de los empleados sanitarios, además de "incidir directamente" en la calidad y en las listas de espera de la Sanidad pública vasca.

Según UGT, el decreto "recorta" el derecho adquirido por los trabajadores a los días por antigüedad, asuntos particulares y aumenta la jornada en 22 horas y 30 minutos, lo que supone una media de 70 horas más anuales por cada trabajador.
La secretaria general de la Federación de Servicios Públicos de UGT-Euskadi, Arantza Agote, ha afirmado que, "una vez más", el Gobierno vasco "niega" el derecho a la negociación colectiva de los empleados públicos y "ataca frontalmente" a un servicio "imprescindible" para la ciudadanía, como es la Sanidad.

El sindicato ha señalado que siempre ha estado "abierto al consenso", buscando "vías alternativas" a los recortes, pero la "prepotencia y el desinterés" del Gobierno vasco "les lleva al decretazo, siguiendo las consignas de Madrid". Por ello, ha indicado que UGT-Sanidad "seguirá en la calle", defendiendo y "luchando por derechos laborales y sociales de trabajadores y ciudadanía en general".

Por su parte, el sindicato de enfermería Satse, ha emitido un comunicado en el que critica “la falta de talante y talento” del Gobierno en la negociación colectiva. “No somos empleados públicos de tercera”, reza en el comunicado, que recuerda que otros empelados públicos tendrán “un calendario laboral y un régimen de libranzas menos restrictivo”.

“El Parlamento Vasco, por mayoría, requirió al Gobierno para que derogase el decreto de aumento de jornada y respetase la ley de las 35 horas aprobada por la cámara vasca”, ha recordado Satse, que ha lamentado que “con la mayor desvergüenza, el gobierno no hace caso al parlamento y vuelve a atracar al personal de Osakidetza”.