13 nov 2018 | Actualizado: 18:50
Martes, 14 de febrero de 2012, a las 18:02

Redacción. Bilbao
El Sindicato de Enfermería (Satse) y el sindicato nacionalista LAB han denunciado la situación del servicio de Urgencias del Hospital de Cruces (Barakaldo), que está “"colapsado" y "desbordado", con enfermos "en los pasillos" y "eternas esperas".

Hospital de Cruces en Barakaldo (Vizcaya).

Para Satse, los profesionales sanitarios, "y muy concretamente los de Enfermería", están viviendo una situación de "caos que no es puntual". Satse ha calificado esta situación de "intolerable" y ha afirmado que se trata de "un problema estructural del hospital".

El sindicato ha asegurado que este pasado lunes, a las 8.30 horas, había "45 pacientes en boxes en la urgencia y 5 enfermos en los pasillos". "Esta situación -ha advertido- no permite ofrecer una estancia digna al enfermo e implica la pérdida de la intimidad y la obligada confidencialidad del paciente".

Según este sindicato, en el área de evolución hay "36 enfermos pendientes de ingreso y uno en el pasillo". Satse ha afirmado que los trabajadores están sometidos a "una fuerte presión psicológica por las condiciones del trabajo" y ha advertido de que "trabajar en estas condiciones supone una sobrecarga de trabajo, mermando la calidad asistencial y aumentando el riesgo tanto para los trabajadores como para los usuarios".

Por ello, Satse ha exigido a la dirección del hospital que se tomen medidas "a nivel organizativo y de coordinación" y que "se ofrezcan soluciones para que no se repita esta situación".

LAB critica los recortes

Por su parte, el sindicato LAB ha afirmado que el "desastre" en las Urgencias es "la consecuencia de la política de recortes en los servicios públicos y de su desmantelamiento y apuesta por lo privado".

En un comunicado, LAB ha criticado que, "una vez más, el servicio de urgencias del hospital de Cruces se ha visto totalmente desbordado durante el pasado fin de semana". Desde el sindicato han denunciado "una situación que ya se ha convertido en crónica y que no hace sino mostrarnos en la práctica algunas de las consecuencias de la política de recortes aplicada en los servicios públicos".

Para el sindicato abertzale, las explicaciones dadas por el equipo directivo del hospital, "haciendo referencia, como siempre, a 'picos' de asistencia y a sus buenas intenciones para mejorar en la agilización de altas, son "lamentables". "¿Por qué no nos hablan de recortes de plantilla, de peonadas, de derivaciones a la privada o de cierre de camas en una gran parte de hospitales de la red?", ha preguntado.

A su juicio, está clara "la incompetencia manifiesta de la dirección del Hospital de Cruces", por lo que "debiera dimitir". No obstante, ha advertido de que "el problema de fondo es la apuesta decidida tanto por el gobierno de Madrid como los de Gasteiz e Iruñea por el desmantelamiento de los servicios públicos y la apuesta decidida por la sanidad privada".

"Utilizan falsos discursos sobre lo insostenible del sistema y falacias sobre los y las trabajadoras de la sanidad pública para justificar recortes de personal, de derechos laborales y para convertir la sanidad pública también en fuente de negocio. En esa tarea, también la dirección de Cruces se aplica con la diligencia que no emplea en otros menesteres", ha denunciado.