Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:50

Los senadores, preocupados por el porvenir del profesional sanitario

Arrancan las sesiones plenarias con mociones sobre espacio sociosanitario e I+D+i

Martes, 10 de septiembre de 2013, a las 12:53

María Márquez. Madrid
Esperando culminar en breve la ponencia de estudio para la aplicación de las nuevas tecnologías a la gestión sanitaria, los portavoces de Sanidad de PP, PSOE, CiU y Entesa difieren en las expectativas conciliadoras para este nuevo curso político (la oposición no siente demasiado optimismo) y comparten su preocupación por las condiciones laborales del profesional sanitario. El espacio sociosanitario y las políticas de I+D+i centran las dos mociones (del Grupo Popular y Entesa, respectivamente) que se tratarán en la primera sesión plenaria que arranca este martes.

Jesús Aguirre.

Para el portavoz de Sanidad del Grupo Popular, Jesús Aguirre, el curso político traerá buenas noticias de la mano de las dos ponencias que se encuentran en fase de conclusiones: sobre nuevas tecnologías, y nuevas formas de adicción. Al ser debates “muy técnicos, y no políticos”, Aguirre da por hecho el quórum al tiempo que admite que la sostenibilidad seguirá siendo un eje del diálogo en la Cámara Alta, junto a los nuevos modelos de gestión y los recursos humanos. Con respecto a este último punto, hace hincapié en la necesidad de homogeneizar el sistema retributivo y el acceso a la profesión, entre otras cuestiones. Para el portavoz es importante que “se busque la equidad entre las comunidades autónomas” de forma que se “aglutinen las voluntades” y se logre un modelo sanitario lo más equilibrado posible.

María Chivite.

María Chivite, portavoz del Grupo Socialista, centrará sus reivindicaciones en tres frentes prioritarios: la necesidad de recuperar “la universalidad” del Sistema Nacional de Salud; que la financiación sanitaria sea “suficiente”; y que la iniciativa privada “solo tenga un hueco como complementaria a la pública, coyuntural, no de forma estructural”. Poco optimista en ser escuchada por el Ministerio, sí espera que las ponencias antes mencionadas den sus frutos lo antes posible. En cuanto al profesional sanitario, resalta que se "ha movilizado por encima de lo que nadie habría esperado" para protestar contra las consecuencias de los recortes y la externalización hospitalaria en Madrid, y lo más importante en su opinión, es que "han conseguido generar la opinión de que la sanidad pública es realmente la mejor". Los profesionales están en estos momentos, alerta Chivite, “en los límites de sus posibilidades”.

CiU comparte la escasa esperanza de Chivite a la hora de encontrar alguna puerta abierta a sus demandas. Su portavoz, Coralí Cunyat, recuerda que si bien en un primer momento “compartió con el Ministerio la necesidad de plantear reformas al SNS”, finalmente “ni el fondo ni la forma” han sido los esperados. A un año vista desde la puesta en marcha de la reforma sanitaria, Cunyat asegura que el tiempo les “ha dado la razón, porque no se ha ahorrado lo esperado y se ha desatendido a la ciudadanía”.

La portavoz de Entesa, Mónica Almiñana, llama la atención sobre la pérdida de la calidad asistencial y el deterioro de la situación del profesional sanitario a raíz del Real Decreto 16/2012. Señala el papel de Madrid “como motor de la reivindicación de los profesionales” y admite que, pese a ser una cuestión autonómica, sigue de cerca el desarrollo de la externalización hospitalaria. Matizando que las consecuencias de los recortes proceden también de las decisiones que ha tomado cada consejería, apunta que en Barcelona la situación es bastante dramática, con reducciones presupuestarias que superan el 14 por ciento y que se traducen, según explica, en “resultados malos” en salud, como el aumento de las listas de espera.