Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Los sanitarios de entre 65 y 70 años no se jubilan

El sindicato CSIF insta a Sanidad a acatar la sentencia

Lunes, 21 de julio de 2014, a las 15:16
Redacción. Valencia
Los sanitarios de la Comunidad Valenciana de edad comprendida entre los 65 y los 70 años que deseen proseguir con su profesión en la sanidad pública han ganado la batalla judicial para consumarlo, según ha informado el sindicato CSIF.

R. Cantó, responsable de CSIF en la Comunidad Valenciana.

En efecto, el Tribunal Superior de Justicia autonómico ha fallado este lunes la anulación de la Orden 2/2013, de 7 de junio, por la cual la Consejería de Sanidad autonómica regula la jubilación forzosa, la prolongación de la permanencia en el servicio activo y la jubilación voluntaria del personal sanitario.

Con todo, la sentencia advierte de que su naturaleza no es firme y cabe, por tanto, revocarla mediante la interposición de un recurso de casación que, en todo caso, debe presentarse antes de que transcurran diez días por la representación del departamento que encabeza Manuel Llombart.

En su razonamiento, el TSJ autonómico considera que, dado que la regulación de la jubilación afecta directamente a los derechos del personal, es conveniente su regulación mediante “norma de mayor rango que una orden de Consejería”. En esta línea, entiende que “se ha llevado a cabo, desoyendo el acertado informe de la Directora General de Recursos Humanos, una improcedente regulación omnicomprensiva de la jubilación, tanto del personal estatutario como del funcionario”.

“Premura y celeridad en la elaboración”

Sobre este aspecto, apunta que “sólo la premura y celeridad observadas en la elaboración de la orden recurrida” ha explicado “el inadecuado rango elegido para la regulación de la materia, que obviamente debió instrumentalizarse, con mayor sosiego en su tramitación, como acertadamente se apunta en los informes técnicos que obran en el expediente, mediante una norma de mayor rango jerárquico”.

Tras conocer esta sentencia, CSI-F ha calificado de “gran noticia” el fallo. Al respecto, ha destacado en un comunicado que la orden de jubilación forzosa “ocasionaba un grave perjuicio a los interesados, porque les priva de su derecho a continuar en el servicio activo a pesar de que se encuentren en perfectas condiciones para hacerlo”. “También permitirá a la sanidad valenciana aprovechar el bagaje de estos profesionales más años para ofrecer una atención más adecuada al ciudadano”, han manifestado fuentes del sindicato.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda a la sentencia del Tribunal Superior autonómico