Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Los recortes obligan a aplazar la ampliación del Hospital del Norte

Afectará a paritorios, hospital de día, laboratorio de análisis clínicos y al área de esterilización

Miércoles, 28 de diciembre de 2011, a las 14:59

Ricardo Melchior, presidente del Cabildo de Tenerife.

Redacción. Tenerife
El Consejo de Gobierno del Cabildo de Tenerife, a solicitud del Gobierno de Canarias, ha acordado la paralización de la ampliación del Hospital del Norte por razones “estrictamente” presupuestarias, lo que afectará a paritorios, hospital de día, laboratorio de análisis clínicos y al área de esterilización.

En una rueda de prensa, la consejera delegada del Instituto de Atención Social y Sociosanitario (IASS), Margarita Pena, ha informado de que este acuerdo supone la modificación parcial de una de las adendas vinculadas a la ejecución del proyecto del hospital del Norte a solicitud del Servicio Canario de la Salud (SCS), que ha argumentado “motivos presupuestarios”.

Margarita Pena ha indicado que hasta que las disponibilidades financieras de la Comunidad Autónoma no lo permitan, se aplaza la ejecución de la ampliación del anexo de la parte hospitalaria del Centro de Atención Especializada del Norte, para el que este año había consignado un presupuesto de 4 millones de euros que debían ser financiados por la Comunidad Autónoma.

A cambio de esta paralización, el Cabildo de Tenerife ha requerido el compromiso del Gobierno de Canarias para que se concluya la ampliación del CAE desde que haya disponibilidad presupuestaria.
Respecto a las aportaciones previstas para 2012 de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias al IASS, Margarita Pena ha aclarado que “no hay pérdida económica alguna”, lo que permitirá destinar dicha financiación a sufragar algunas cantidades que aún se debían a la contrata.

La responsable del IASS ha hecho hincapié en que el Cabildo de Tenerife “no renuncia a la ejecución de la ampliación del hospital del Norte”, pues la paralización de las obras no es sólo consecuencia de la crisis económica, sino también de una forma de proyectar los recursos sociosanitarios que, desde el punto de vista de la consejera socialista, “se podría mejorar”.