12 dic 2018 | Actualizado: 22:10

Los recortes marcan la vuelta a las aulas de Medicina

En los últimos tres años se han creado 11 facultades de Medicina y se ha aumentado el número de estudiantes por promoción de unos 4.500 a 7.000

lun 24 octubre 2011. 17.34H
Hiedra García Sampedro. Madrid
El nuevo curso ha comenzado mientras la maquinaria electoral calienta motores para la próxima cita nacional en las urnas el 20 de noviembre. Sin embargo, la actividad del Gobierno continúa y el Ministerio de Educación asegura que está trabajando para dar salida a iniciativas como el Estatuto del Personal Docente e Investigador o el Real Decreto de convalidación de créditos entre enseñanzas superiores.

En este curso se ha aumentado el número de alumnos que entran en Medicina, mientras se han recortado los recursos.


Por su parte, el colectivo académico denuncia la difícil situación que se les plantea en este año lectivo por la crisis económica y los recortes, aunque desde el ministerio que dirige Ángel Gabilondo se garantice la suficiente financiación para los centros educativos y se aconseje desde el Gobierno central a las autonomías –que tienen las competencias– no disminuir las partidas ni en educación ni en sanidad.

En cuanto a las universidades, los rectores afirman que los recursos que recibían de las administraciones públicas han sufrido un tijeretazo de unos 300 millones de euros en el último año. La consecuencia, según los rectores, es que están “sufriendo tensiones muy severas en la tesorería, costosos endeudamientos a corto plazo e imposibilidad de atender los pagos a proveedores”.

Facultades ‘truncadas’

Dolores Serrat, consejera de Educación de Aragón.

Durante estos meses hemos visto varios ejemplos de cómo la crisis ha afectado a los estudios de Medicina en particular, el último en la Universidad de las Islas Baleares. Habiendo recibido en julio el visto bueno por parte de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) para implantar Medicina, el Gobierno que preside José Ramón Bauzá (PP) ha considerado inviable continuar con el procedimiento para que la universidad balear contara con una facultad. “Con lo caro que es, no tendría sentido ponerla en marcha ahora”, han comentado a este diario fuentes del centro educativo.

En este nuevo curso académico también debería haberse implantado el grado completo de Medicina en el campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza, una reivindicación ‘histórica’ de los oscenses. No solo no se ha conseguido, sino que, según la consejera de Educación, Dolores Serrat, “las exigencias del Plan Bolonia hacen imposible seguir con los tres cursos” que ofertaba Huesca.

La adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior implica que a partir del tercer curso tienen que aumentar las asignaturas y las prácticas de los alumnos en hospitales y centros de salud. No hay recursos suficientes en Huesca para estas exigencias y, además, algunos sectores temen que desaparezcan por completo los estudios de Medicina en la provincia oscense.

La UJI se estanca

Mientras Huesca ve peligrar sus planes de estudio, la Universidad Jaume I de Castellón (UJI) ha comenzado en septiembre a impartir Medicina, pero con ‘mal pie’, sin tener lista su nueva facultad de Ciencias de la Salud. Los peores augurios del rector de la UJI, Vicent Climent, se han cumplido. A principios de septiembre anunció su temor a que los estudios de Medicina y Enfermería se “truncaran” porque se pudiera detener la creación de la facultad. A pesar de los ruegos del rector de la UJI por “un mayor esfuerzo económico”, el Consejo del Gobierno autonómico que preside Alberto Fabra no podrá ser capaz de desembolsar los 13,6 millones prometidos a la Universidad.

Lea la noticia completa