12 nov 2018 | Actualizado: 18:50
Lunes, 16 de julio de 2012, a las 10:32

consejo de ministros
SEGÚN RECOGE EL BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO
Los productos sanitarios estarán gravados al 10 por ciento
A pesar de que el viernes el ministro Cristóbal Montoro aseguró que el tipo reducido solo se mantendría para “el transporte, la hostelería y la cesta de la compra”

Redacción. Madrid
Los productos sanitarios se mantendrán en el tipo reducido, que pasa del 8 al 10 por ciento, según se desprende del Real Decreto Ley de de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad publicado el pasado sábado en el Boletín Oficial del Estado y a pesar de que el viernes el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, asegurara que el tipo reducido quedaría reservado para “el transporte, la hostelería y la cesta de la compra”.

Cristóbal Montoro, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

De este modo, el BOE desdice al ministro y señala que se aplicará el tipo del 10 por ciento a, entre otros, “los productos sanitarios, material, equipos o instrumental que, objetivamente considerados, solamente puedan utilizarse para prevenir, diagnosticar, tratar, aliviar o curar enfermedades o dolencias del hombre o de los animales”.

Tal y como informó Redacción Médica el pasado 12 de julio, el sector, que ya esperaba esta subida tras los anuncios de Mariano Rajoy la pasada semana, tiene una opinión contraria al aumento del 8 al 10 por ciento.

En este sentido, la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria, que tradicionalmente ha luchado porque sus productos tributen al tipo superreducido, no verá con buenos ojos la medida, como tampoco desde la patronal de las clínicas privadas, que aseguraba que esta subida “perjudica de forma especial” a los centros sanitarios privados que, por otra parte, afirman, “no cobran IVA a sus clientes”. Sin embargo, sí tienen que pagar IVA a los proveedores de productos y servicios, “por lo que esta subida será íntegramente soportada por el centro y no por el cliente final como en el resto de sectores”, advertían.

Vitaminas, fonendos y aparatos de diagnóstico se encarecen

Entre los productos que subirán del 8 al 10 por ciento están las lentillas, gafas graduadas, elevadores para minusválidos y para el diagnóstico de enfermedades; además, afectará a la asistencia sanitaria, servicios dentales y curas termales. También se verán afectados productos sanitarios como las vitaminas y suplementos, además de aquellos materiales, equipos o instrumental que se utilicen para prevenir, diagnosticar, tratar, aliviar o curar enfermedades o dolencias como tensiometros, podómetros, aparatos para diagnóstico y seguimiento de embarazos o fonendos de uso más especializado, y aquellos de uso cotidiano como las tiritas o las gasas.