Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

Los pensionistas no harán frente al copago farmacéutico

La ley busca mantener una política sanitaria propia y comprometerse con los ciudadanos

Martes, 30 de octubre de 2012, a las 13:10

Redacción. Pamplona
La Comunidad Foral de Navarra ha hecho oficial, a través de su boletín autonómico, la nueva ley sobre complementación de las prestaciones farmacéuticas. Una ley aprobada el pasado 19 de octubre por el Parlamento y cuya mayor novedad con respecto a la normativa estatal es la exención de pago para pensionistas y ciudadanos más desfavorecidos.

Yolanda Barcina, presidenta del Gobierno de Navarra.

La ley, cuyo objetivo no es otro que regular la complementación de las condiciones financieras en que se desarrolla la prestación farmacéutica, tiene dos vertientes. Por un lado, busca “procurar la aplicabilidad de la nueva normativa básica estatal”. No obstante, también quiere “consolidar nuestras propias directrices de política sanitaria” y “extender el compromiso con la ciudadanía”.

La mayor diferencia de esta ley con respecto a la normativa estatal viene dada por la exención de pago que otorga a distintos colectivos. Es el caso de los pensionistas, incluidos aquellos que cobren pensiones no contributivas.  Tampoco tendrán que pagar las personas con discapacidad o síndrome tóxico; preceptores de la Renta de Inclusión Social; parados que han perdido el derecho a percibir subsidio; y personas con tratamientos derivados de accidente de trabajo o enfermedad profesional.  A ellos se suman mayores  de 65 años, viudos, huérfanos menores de 18 años y personas con una minusvalía superior al 33 por cien.

Al margen de estas excepciones, la ley contempla un sistema de cobertura en el que, por norma general, los usuarios tendrán que pagar el 40 por cien sobre el precio de venta al público del medicamento, salvo en los medicamentos sujetos al sistema de aportación reducida.

La aportación se realizará en el momento de la compra, y en el caso de que ésta se produjera fuera de la Comunidad Foral se puede solicitar el reintegro de la diferencia entre lo gastado y lo que habría costado en Navarra.