Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Jueves, 03 de febrero de 2011, a las 13:03

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
La Asociación de Pediatría de Atención Primaria de Canarias (APapCanarias) ha criticado la ausencia de comunicación existente por parte de la Gerencia de Atención Primaria después de que haya intentado reunirse durante este último año para debatir y consensuar actuaciones en problemas importantes que afectan a la organización, a la calidad de la asistencia, y a la optimización de los recursos, sin obtener respuesta alguna.

La última reunión que se ha mantenido con la Gerencia de Atención Primaria, en Tenerife, fue en enero de 2010. En dicho encuentro se discutieron, entre otros temas la valoración de los niños en las sala de espera tanto de urgencias como en las consultas mientras esperan a ser atendidos, problemas surgidos de la falta de sustituciones, entre otros. Se han entregado a lo largo del año, escritos sobre diferentes temas, a los que, según la asociación, no se ha respondido por ninguna vía.

Una de las últimas solicitudes de reunión, ha sido para tratar entre otros temas, los múltiples problemas existentes entre la Atención Primaria y la escasa comunicación, en ocasiones, con las consultas externas de Pediatría y Servicios de Urgencia Hospitalarios de ambos hospitales, problemas que afectan y perjudican a numerosos pacientes pediátricos, con repercusiones en la asistencia y de sobra conocidos por los padres de los pacientes. Tampoco se ha obtenido respuesta después de 2 meses.

Desde la asociación explican que las líneas de actuación que se plantean no requieren coste económico sólo organizativo, por lo que pueden ser abordadas. "Nos vemos en la obligación de informar y solicitar de manera pública, un cambio de actitud por parte de la Gerencia de Atención Primaria en Tenerife, o que se produzcan los cambios en el equipo de esta Gerencia que sean necesarios. Todo ello con el ánimo de mejorar la calidad asistencial optimizando los recursos disponibles", ha sentenciado por último la Asociación.