14 nov 2018 | Actualizado: 09:40
Jueves, 22 de diciembre de 2011, a las 22:30

VALORACIONES DE LOS DIPUTADOS GRANDE (PSOE), LLAMAZARES (IU) Y TARRUELLA (CIU)
Los partidos políticos tienden la mano a la nueva ministra
El PSOE dice que Mato “no haya hecho nada en sanidad” e IU que el ministerio no es “una prioridad”

Leire Sopuerta Biota. Madrid
La portavoz sanitaria del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, Pilar Grande; el que fue presidente de la Comisión de Sanidad de la Cámara Baja, Gaspar Llamazares; y la responsable sanitaria de CiU durante la pasada legislatura, Concepció Tarruella, han valorado, para Redacción Médica, el nombramiento de Ana Mato como ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad.

Pilar Grande.

Grande se ha mostrado “sorprendida” por el nombramiento de Mato ya que “no es una persona ni del sector sanitario, ni del social o ni del de la igualdad”.

La portavoz socialista ha sido crítica al asegurar que “no la recuerdo más allá de por ser la ex mujer de un alcalde relacionado con el caso Gürtel”. Ha dicho que no va a criticar que no sea médico, como hizo el PP con los nombramientos de Elena Salgado, Trinidad Jiménez o Leire Pajín, “pero sí lo voy a recordar”.

Desde el PSOE, ha dicho Grande, “esperamos que además de ofrecer diálogo, como ha dicho en su toma de posesión, mantenga una sanidad gratuita, universal, pública y de calidad, como ha logrado el Gobierno de Rodríguez Zapatero en los últimos años”.

Gaspar Llamazares.

Llamazares cree que “hay mucho hipócrita” porque “se les llena la boca de decir que el sistema sanitario español es prioritario y hay que cuidarlo, y luego usan el Ministerio de Sanidad como comodín para equilibrar situaciones internas o intereses de partido”.

A juicio del diputado de Izquierda Unida, “el Ministerio de Sanidad no parece una prioridad política” y “cada vez se da menos importancia a este departamento, parece que es ‘una maría’, un ministerio menor”. Llamazares no quiere “desmerecer a Mato” y se muestra algo esperanzado. “Ya veremos qué pasa, no quiero establecer prejuicios”, ha comentado. De hecho, ha reconocido que “se puede llegar a ser un gran ministro aunque no se proceda del sector”. Eso sí, ha lamentado que “haya que empezar de cero, más aún cuando estamos en una situación delicada para el sistema sanitario”.

Concepció Tarruella.

La diputada de CiU, Concepció Tarruella, se ha mostrado optimista. “Puede ser una buena ministra y creo que su nombramiento es positivo”. A su juicio, no es un problema que no proceda del sector. “No tiene nada que ver, incluso puede ser bueno, lo que tiene que hacer es ser dialogante, saber escuchar y rodearse de un buen equipo que conozca los temas”.

Tarruella cree que hay que dar “un margen de confianza”, más aún cuando el nuevo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró en su discurso de investidura que va a proponer un Pacto por la Sanidad, “con el que nosotros estamos de acuerdo”. De hecho, ha explicado, desde CiU, “pedimos también que se cree una comisión de seguimiento de dicho pacto con el objetivo final de que la sanidad quede al margen del conflicto entre los partido políticos”.