Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:45
Martes, 06 de mayo de 2014, a las 19:29
María de las Heras. Madrid
El diputado del Partido Popular,  Rubén Moreno, ha asegurado que el colectivo emigrante que quede excluido del acceso a la sanidad porque no trabaje ni estudie programas reglados, resida en otro país de la Unión Europea por más de 90 días y pierda el derecho a la tarjeta sanitaria europea por superar este tiempo tiene como último recurso la directiva de Asistencia Sanitaria Transfronteriza con la que podrá recibir la asistencia que necesite en un centro público o privado adelantando los costes del tratamiento, que le serán devueltos por el Gobierno.

Rubén Moreno, diputado del Partido Popular.

Rubén Moreno, ha defendido así en el Congreso de los Diputados que todos los españoles tienen garantizado el acceso a la sanidad pública aunque vivan en el extranjero, pero a lo que no tienen derecho es a exportar los gastos del tratamiento en otro país. La declaración ha tenido lugar durante el debate de la proposición de ley presentada por el Grupo Parlamentario Socialista que pedía al Gobierno la retirada del requisito de “residir en España” para acceder a la asistencia sanitaria y que ha sido rechazada por el voto en contra del partido en el Gobierno.

Moreno ha reiterado que los parados que hayan agotado su prestación por desempleo y pasen más de 90 días en el extranjero no perderán su derecho a la sanidad en España, aunque ha reconocido que no podrán ser atendidos fuera con cargo al Estado español cuando superen ese periodo. Moreno ha señalado, además, que este requisito es igual para países como Reino Unido, Portugal y Dinamarca.

Los partidos en la oposición han coincidido en exigir al Gobierno una explicación que motive el requisito de los 90 días. Según expone el PSOE en su proposición de ley, este supone “una restricción del derecho a la asistencia sanitaria que actúa en detrimento del derecho a la protección de la salud de los ciudadanos”. La diputada socialista, Trinidad Jiménez, ha asegurado durante su comparecencia que “esta restricción” afecta a los “más vulnerables” y ha pedido al PP que rectifique y ponga “coherencia en un Sistema Nacional de Salud muy apreciado por los ciudadanos”.

Joan Baldoví, del Grupo Mixto, ha afirmado que no tiene sentido que, para la declaración de impuestos, la residencia fiscal sea de más de 180 días y el límite para la asistencia sanitaria sea de 90. Moreno ha respondido a esta cuestión que el límite de 90 días es el mismo para la tarjeta sanitaria europea y que el Gobierno sigue las mismas pautas que el resto de miembros de la Unión.

ENLACES RELACIONADOS

El Gobierno no pagará a otros países por atender españoles desplazados más de 90 días (16/1/2014)