19 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Los pacientes con trastorno bipolar presentan alteraciones cognitivas a pesar de medicarse

El trabajo, que publica la revista Psychological Medicine, se ha elaborado sobre una treintena de pacientes y otros tantos voluntarios sanos, a los que se ha hecho un seguimiento a los dos y los seis años de iniciarse el estudio

Viernes, 14 de junio de 2013, a las 16:59

El equipo del IRB de Lérida.

Redacción. Lérida
Los pacientes con trastorno bipolar presentan alteraciones cognitivas a largo plazo, a pesar de tener la enfermedad controlada gracias a la medicación, según concluye un estudio llevado a cabo por el Instituto de Investigación Biomédica (IRB) de Lleida.

El trabajo, que publica la revista 'Psychological Medicine', se ha elaborado sobre una treintena de pacientes y otros tantos voluntarios sanos, a los que se ha hecho un seguimiento a los dos y los seis años de iniciarse el estudio, lo que ha permitido valorar su capacidad de resolver problemas, su capacidad de atención y su rapidez para resolver una tarea concreta, entre otras actitudes.

Por esta razón, los investigadores concluyen que, a pesar de estar debidamente tratados y estabilizados, pacientes con trastorno bipolar "no recuperan las capacidades cognitivas a largo plazo", sino que tienen algunos dominios afectados, y esta afectación es más pronunciada cuanto más tiempo hace que se prolonga la enfermedad.

Esta disfunción podría ser una de las causas de la discapacidad laboral y social de estos pacientes, como atestigua que sólo la mitad de los pacientes estudiados se encuentra en activo, indicó el IRB.

Por esta razón, la psiquiatra del Hospital Santa Maria de Lleida y autora del trabajo, María Mur, apunta que sería positivo "instaurar programas de psicoeducación sobre la enfermedad, de rehabilitación de estas capacidades cognitivas y, incluso, dirigir líneas de investigación para encontrar fármacos eficaces que no afecten negativamente "al conocimiento de los pacientes.

El trastorno bipolar es una enfermedad mental crónica que afecta las emociones, lo que hace que las personas que lo padecen pasen de episodios de depresión a otros de euforia, un diagnóstico que supera el 1 por ciento de la población, si bien los especialistas apuntan que la afectación real podría situarse entre el 5 por ciento y el 8 por ciento.

El tratamiento con litio es uno de los más extendidos por su efecto neuroprotector, y el IRB Lleida apunta que el 80 por ciento de los pacientes con esta enfermedad ven desaparecer los síntomas de la enfermedad a los seis meses, si bien sólo entre el 27 por ciento y el 40 por ciento recuperar plenamente el funcionamiento previo de sus capacidades para la vida cotidiana.