Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Bernal, de la Fneth: “Llevábamos meses esperando esta noticia”

Teme que una vez se haga efectivo el acuerdo no haya equidad entre comunidades a la hora de administrar el fármaco

Miércoles, 24 de septiembre de 2014, a las 16:49
Jesús Vicioso. Madrid
“Llevábamos meses esperando esta noticia. Estamos muy satisfechos”. Así ha recibido el presidente de la Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (Fneth), Antonio Bernal, el anuncio que ha lanzado la ministra de Sanidad, Ana Mato, de que el medicamento contra la hepatitis C sofosbuvir (Sovaldi) tendrá financiación pública. “Sabíamos que la negociación estaba en marcha y que se estaban dando pasos, pero, por fin, ya se ha dado y es algo muy importante para todos los pacientes”, ha expresado.

Antonio Bernal.

El máximo responsable del principal colectivo de enfermos con hepatitis C, que ha reivindicado durante meses la inclusión de este medicamento, reconoce que aunque se ha librado, y con éxito, este primer capítulo, ahora hay que seguir velando para que el sofosbuvir llegue “de verdad” a los pacientes. “El paso imprescindible ya se ha dado. Hemos recibido la noticia al mismo tiempo que se ha divulgado a los medios y todavía no conocemos los detalles y pormenores de cómo y cuándo llegará el medicamento”, ha manifestado Bernal, quien ha mostrado cuál puede ser la siguiente batalla a la que se tengan que enfrentar los interesados en recibir esta terapia tan eficaz.

“Esperemos que en este asunto no haya inequidad, porque el acuerdo al que ha llegado Sanidad, del que desconozco todavía el precio, le pasa la pelota ahora a las comunidades autónomas. Y ojalá que no ocurra, pero me temo que empezaremos a ver cómo en unas autonomías será más fácil acceder al sofosbuvir que en otras”, ha expresado el presidente de la Fneth.

Fin a la ‘alarma social’

De igual modo, Bernal ha reconocido que el anuncio hecho público por Mato también servirá para acabar con la ‘cierta alarma social’ que se había generado en torno a este fármaco. “En este tiempo de incertidumbre para los pacientes ha ocurrido una cosa negativa, y es que ha habido mucha desinformación y se han mezclado cosas que no se tenían que mezclar”, ha aseverado Bernal. “Se van a acabar bulos, pero además se va a evitar que se tenga que pedir el medicamento por la vía de uso compasivo, que era algo muy complejo y complicado”.

El presidente de la federación de pacientes ha afirmado que es “optimista” y afirma: “Ahora lo principal es que el medicamento se pueda prescribir sin ningún tipo de restricciones, porque eso es lo que pedimos, sobre todo, que los médicos no tengan problemas para dárselo a los pacientes que sepan que lo necesitan”.