13 dic 2018 | Actualizado: 22:10

Los nuevos dispositivos para cardiología intervencionista suponen un salto de calidad

Especialistas consultados por Redacción Médica destacan los buenos resultados de los estudios clínicos

mar 28 mayo 2013. 11.53H

Enrique Pita / Imagen: Pablo Eguizábal. París
El Congreso Euro PCR 2013, organizado en París por la Asociación Europea de Intervenciones Cardiovasculares Percutáneas, ha sido el lugar elegido por Boston Scientific para presentar los últimos estudios clínicos de varios de sus dispositivos. De acuerdo con los especialistas consultados por Redacción Médica, estos resultados vienen a confirmar el salto de calidad que suponen estos dispositivos para la práctica clínica.

Armando Pérez.

Armando Pérez, cardiólogo intervencionista del Hospital de León, ha señalado a este periódico que durante los últimos años el interés de la especialidad “se ha desplazado desde el tratamiento de la enfermedad coronaria hasta el tratamiento de la enfermedad cardiaca estructural, y uno de los problemas principales es que muchos de esos pacientes son muy complejos de tratar quirúrgicamente por la alta tasa de complicaciones que tiene la cirugía”. En este sentido, Pérez ha recordado que hasta ahora “solo había dos tipos de válvulas de implantación percutánea”, pero ha destacado que el dispositivo para valvuloplastia aórtica transcatéter Lotus de Boston Scientific “representa una ventaja respecto a las anteriores en cuanto a la posibilidad de recolocar y recuperar la prótesis todas las veces que haga falta, es mucho más simple de manejar que las que existen previamente y, sobre todo, mucho más fácil de colocar”. Así, ha asegurado que “el funcionamiento de estas prótesis se ha demostrado que es mejor que el de las prótesis quirúrgicas, y ese puede ser un gran avance”.

En este punto coincide Raúl Moreno, jefe de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista del Hospital Universitario La Paz de Madrid, que ha hecho referencia a los resultados del estudio Reprise II y ha destacado que la válvula Lotus “tiene varias ventajas en comparación con los dispositivos que tenemos actualmente, sobre todo derivadas de la capacidad de recapturarse y también de que prácticamente elimina el riesgo de que exista una regurgitación alrededor de la válvula”. Además, Moreno ha destacado el avance que supone el stent farmacoactivo Synergy, de Boston Scientific, muy similar al stent farmacoactivo Promus Element, también de Boston Scientific, y ha señalado que la diferencia más importante entre ambos “es que el polímero desde el que se libera el fármaco es bioabsorbible y que está dispuesto solo en la cara abluminal del stent”. En este sentido ha señalado que “en principio ofrece ventajas teóricas sobre los dispositivos previos, con lo que todos los pacientes que son susceptibles de ser tratados con un stent farmacoactivo también serían susceptibles de ser tratados con Synergy, pero además, al desaparecer el polímero a los pocos meses de su implantación podría tener ventajas en aquellos pacientes en los que es necesario retirar precozmente la doble antiagregación”.

Cierre de la orejuela izquierda

Por otra parte, Boston Scientific ha presentado también su dispositivo Watchman, indicado para el cierre de la orejuela izquierda. Según ha explicado José Francisco Díaz, jefe de la Sección de Hemodinámica del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, la gran ventaja de este dispositivo “es que es el único dispositivo para el cierre de la orejuela que realmente tiene varios estudios serios publicados demostrando sus beneficios”.

José Francisco Díaz.

Raúl Moreno.

En concreto, Díaz apunta un estudio randomizado en el que se usan anticoagulantes y el dispositivo Watchman que inicialmente demostró que este era tan seguro y tan eficaz como el tratamiento con anticoagulantes, digamos en un plazo de tiempo algo menor (uno o dos años), sin embargo, recientemente hay estudios a cuatro años “donde no solo se demuestra que es igual, sino que parece apuntar claramente que es mejor que el tratamiento habitual con anticoagulantes, lo que sería positivo para un grupo de pacientes que están en alto riesgo de embolia y para otro grupo de pacientes que no pueden anticoagular con fármacos porque tienen un riesgo de sangrado muy alto y en estos la única opción que nos queda es precisamente cerrar la orejuela”.

Denervación renal

Otro de los aspectos a debate dentro del Congreso Euro PCR 2013 ha sido los distintos sistemas para la denervación renal, entre los que se cuenta el dispositivo Vessix de Boston Scientific. En este sentido, Armando Pérez ha explicado que la denervación renal “es un sistema muy simple de uso que permite tratar pacientes que no se controlan la hipertensión a pesar del tratamiento con varios medicamentos”.

Según explica la propia compañía, “la denervación renal con el sistema Vessix es una intervención mínimamente invasiva por la que se introduce un catéter con balón en el sistema vascular arterial, y se coloca en las arterias renales. A continuación, el médico aplica energía de radiofrecuencia de baja intensidad para bloquear los nervios que rodean a las arterias renales, cuya hiperactividad da lugar a una hipertensión arterial incontrolada”. En este sentido, Pérez ha señalado que se ha demostrado que la denervación renal “es eficaz, que persiste el efecto del tratamiento con el tiempo y que no se asocia a efectos secundarios importantes”.