13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Los médicos vascos ponen en marcha la ‘receta deportiva’

Un 34 por ciento de las mujeres y un 27 de los hombres en Euskadi son inactivos

Viernes, 25 de abril de 2014, a las 12:30
Redacción. San Sebastián
El Plan de Salud 2013-2020 recoge como área prioritaria la promoción de entornos y conductas de hábito saludable. Tal y como expuso el consejero de Salud, Jon Darpón, recientemente en el Parlamento vasco, este Plan pretende mejorar los resultados actuales en salud de las personas que viven en Euskadi. Siguiendo las líneas del Plan de Salud, la comarca Uribe de Osakidetza ha proyectado una forma nueva de concienciar a las personas que acuden a los centros sanitarios con un problema de salud: recetar deporte.

Jon Darpón.

Según los datos recogidos en la encuesta de salud de la comunidad vasca 2013, un 34 por ciento de las mujeres y un 27 por ciento de los hombres en Euskadi son inactivos, es decir, no cumplen con los mínimos de actividad física que la Organización Mundial de la Salud (OMS) contempla para obtener beneficios en salud.

Según el consejero de Salud, el ejercicio físico cobra una especial relevancia en las personas con patología crónica ya que evita la dependencia en edades avanzadas y contribuye a la prevención y tratamiento de enfermedades crónicas. El tratamiento terapéutico a través del ejercicio físico facilita el manejo y convivencia con las enfermedades de los pacientes e incide, por ello, de forma favorable en sus capacidades funcionales. “Dar respuesta al envejecimiento de nuestra sociedad y a las necesidades de las personas que padecen enfermedades crónicas es una de las líneas estratégicas del Departamento de Salud y de Osakidetza” ha señalado Jon Darpón.

Ahora bien, los responsables sanitarios son conscientes de que cambiar los hábitos, los estilos de vida, el comportamiento en definitiva, es difícil. Conscientes de ello, han visto necesario trabajar aspectos como la concienciación mediante la motivación y hacer de las recomendaciones unas pautas concretas y tuteladas. Es decir, personalizar las necesidades de cada persona.