Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Miércoles, 10 de diciembre de 2014, a las 14:09
Redacción. Barcelona
El Colegio de Médicos, ante el “debate recurrente” sobre las listas de espera de la sanidad pública catalana que “se ha visto acentuado últimamente por el impacto de las restricciones presupuestarias”, ha decidido hacer pública su posición sobre este tema mediante un documento que figura en su web oficial.

Jaume Padrós, presidente del Colegio de Médicos.

En él, reclaman un “esfuerzo de las instituciones sanitarias y, concretamente, del Departamento de Salud”, para clarificar los parámetros de análisis y discusión relativos a las listas de espera empleando “instrumentos previamente consensuados con los profesionales y los agentes implicados, con la máxima transparencia”.

Inciden en que hay que revisar la lista de los 14 procedimientos garantizados, algunos de los cuales no cuentan con el consenso profesional mayoritario y distorsionan la actividad asistencial de los centros, aunque esta proposición no debe convertirse en el único objetivo de gestión de la lista de espera, ya que, señala la organización colegial, el objetivo debería ser atender en primer lugar a aquellos enfermos que, por sus necesidades clínicas, más lo necesiten.

Además exigen un esfuerzo a todos los interlocutores del sistema sanitario para situar el debate sobre las listas de espera “dentro del rigor y la objetividad”, empleando una “visión global y constructiva”, y huyendo de “situaciones particulares, a menudo analizadas o presentadas fuera de contexto”.

Respecto a los pacientes, advierte que se aumenta y facilite el conocimiento sobre su proceso de enfermedad para ayudar a incidir sobre la demanda, y por otro lado que se reduzca la variabilidad diagnóstico-terapéutica, un elemento importante en las indicaciones de prescripciones.

Debe además mejorar la coordinación entre niveles asistenciales; también el contínuum asistencial y que se evite la demora en la resolución, no solo de los 14 procesos quirúrgicos garantizados, sino de muchos otros procesos diagnósticos y terapéuticos, a menudo más trascendentes para la salud de los pacientes señala el colegio; incorporarse nuevas tecnologías de la información y la comunicación para optimizar el rendimiento de los procesos de atención; y frenarse la disminución progresiva  de los presupuestos de la sanidad pública que por cuarto año consecutivo sufre el sistema sanitario.

ENLACES RELACIONADOS:

El Parlamento insta a reducir la lista de espera de la Clínica del Dolor del Hospital de Terrassa (05/12/14)