Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:05

Los médicos evaluadores se unen en un nuevo sindicato para defenderse de las presiones externas

La organización comenzará su andadura en uno o dos meses y ya ha solicitado una reunión con el director general del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), José Antonio Panizo

Lunes, 25 de abril de 2011, a las 18:10
Javier Leo. Madrid
Los más de 600 médicos evaluadores de España ya tienen representación sindical: la Coordinadora Estatal de Médicos Evaluadores (Cemev), una organización que tiene como principal objetivo defender a estos profesionales de las presiones, tanto administrativas como de los pacientes.

José Luis San Martin, presidente de la comisión promotora de Cemev.

En declaraciones a Redacción Médica, el presidente de la comisión promotora de la Cemev, José Luis San Martín, ha explicado que el suyo es un colectivo “con mucha responsabilidad pero con muy pocos representantes”. Según ha afirmado San Martín “las presiones son continuas, debido a la “dependencia orgánica” de estos profesionales respecto a quienes resuelven los casos y el hecho de que una parte de su retribución sea variable “en función de las altas que se den”.

También pretenden potenciar el trabajo objetivo y “velar por la equidad” en sus decisiones, que los objetivos del INSS son “meramente administrativos”, algo que “van detrimento” del servicio que prestan al ciudadano. Cemev, que estará plenamente operativa en uno o dos meses, cuando se elija la Junta Directiva, y que tendrá representación en todas las comunidades salvo Cataluña (fuera del marco del INSS) también pretende mejorar las retribuciones de estos profesionales, “los peor pagados de España”, a juicio del presidente en funciones.

A ello se suma el incremento del volumen de trabajo, “un 60 por ciento en dos años gracias a la crisis”, de acuerdo con los datos de Cemev, que es una de las principales quejas que le transmitirán al director general del INSS, José Antonio Panizo, con quién planean reunirse en breve para exponer sus reivindicaciones.