Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Los médicos del Trabajo piden que se reconozca su labor en la mejora de la eficiencia del SNS

Con la colaboración de GlaxoSmithKline (GSK), la Aeemt lanza una herramienta “útil” y “eficaz” en la prevención de enfermedades infecciosas

Jueves, 03 de mayo de 2012, a las 19:23
Javier Leo / Fotografía: Pablo Eguizabal. Madrid
La Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (Aeemt), a través de su presidente, Antonio Iniesta, ha pedido a las administraciones que reconozcan su labor en la mejora de la eficiencia del Sistema Nacional de Salud (SNS), la detección precoz y la prevención de enfermedades desde los centros de trabajo. Así lo ha manifestado durante la presentación de la segunda edición del Manual de Vacunación en el Ámbito Laboral, donde Iniesta ha recordado que la figura del médico de Trabajo es “clave” a la hora de “ahorrar” consultas al SNS y reducir, de este modo, la sobrecarga asistencial.

Foto de familia de los impulsores del manual. De izquierda a derecha: Antonio Iniesta, presidente de la Aeemt; Covadonga Caso, jefe de Prevención de Riesgos Laborales del Hospital Clínico San Carlos de Madrid; María Luisa Rodríguez, jefe de sección del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid; y Francisco Cruzet, presidente honorífico de Ammtas.


El manual, que se ha editado con la colaboración de GlaxoSmithKline (GSK), pretende ser una herramienta “útil” y “eficaz” en la prevención de enfermedades infecciosas, la primera causa de enfermedad profesional en España, según afirma uno de sus autores, Francisco Cruzet. Para Cruzet, presidente honorífico de la Asociación Madrileña de Medicina del Trabajo en el Ámbito Sanitario (Ammtas), la vacunación es la “herramienta principal de prevención”, y debe ser utilizada por los especialistas en Medicina del Trabajo para “garantizar que todos los empleados están perfectamente inmunizados, con independencia del ámbito en el que trabajen”.

“El médico del trabajo puede llegar a desarrollar planes o proyectos de detección y prevención de enfermedades que no necesariamente tiene una relación directa con la actividad profesional. Así, distintos factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión, hipercolesterolemia o los hábitos tóxicos son detectados precozmente gracias al cribado masivo realizado a colectivos de trabajadores. Pero es en las enfermedades asociadas a determinadas actividades profesionales, donde el médico del trabajo puede llevar a cabo una labor preventiva más importante, ya que dichas actividades son en sí mismas prácticas de riesgo y, por tanto, hacen que los colectivos que las desarrollan se constituyan en verdaderos grupos de riesgo para determinadas enfermedades”, indican los autores.

Para ello, el texto incluye, entre otros contenidos, una revisión de la normativa que regula la creación de planes preventivos, al mismo tiempo que se incluye información sobre las principales vacunas indicadas en adultos, las últimas novedades acerca de las mismas y los principales grupos de riesgo clasificados por su actividad laboral.