18 nov 2018 | Actualizado: 13:10

Los médicos de familia de Murcia rechazan copago para mantener el gasto sanitario

La Sociedad Murciana de Medicina de Familia propone revisar la cartera de medicamentos e incrementar presión fiscal sobre el tabaco

Jueves, 10 de marzo de 2011, a las 18:52

Redacción. Murcia
La Sociedad Murciana de Medicina de Familia y Comunitaria (Smumfyc), integrada por más de 600 médicos de familia de la Región, rechaza la fórmula del ‘copago’ para garantizar el funcionamiento de los sistemas nacionales de salud, tal y como ha recomendado la Unión Europea (UE) a los 27 estados miembros.

Juan de Dios Gonzáez.

La participación directa del paciente en parte del gasto de los servicios sanitarios en el momento de utilizarlos sólo se aplica en este momento con los medicamentos.

El presidente de Smumfyc, Juan de Dios González Caballero, resalta que la experiencia en otros países del entorno europeo evidencia que esta medida no tendría capacidad para contener el gasto sanitario a largo plazo. “Los costes que implicarían su implementación y su administración reducen o eliminan toda la capacidad recaudatoria. Además, el ‘copago’ tendría un efecto regresivo, ya que las rentas más bajas pagarían más proporcionalmente que las rentas más altas”, explica.

González Caballero asegura que los colectivos más perjudicados por la implantación del ‘copago’ serían los ancianos y las mujeres, según recoge el documento de trabajo de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc): “Copago. Conclusiones desde la evidencia científica”.

Por ello, la Smumfyc propone, como medidas efectivas, reforzar el papel del médico de familia para mejorar la salud general de la población permitiendo que controle el presupuesto en la Atención Primaria y las consultas externas de las especialidades hospitalarias que están en sus manos.

Los médicos de familia sí apoyarían, en cambio, el objetivo de la Unión Europea de dar prioridad a la prestación y acceso a servicios sanitarios primarios para mejorar la salud general y reducir el uso innecesario de prestaciones hospitalarias, así como favorecer el uso rentable de los medicamentos mediante mejores prácticas de información, valoración, reembolso y evaluación de la eficacia.

Alternativas

Asimismo, la Smumfyc plantea alternativas para evitar la implantación del 'copago', como incentivar adecuadamente al profesional de la salud directamente por resultados en la mejora de la gestión y de las agendas de trabajo, la utilización de fármacos, el uso racional de las pruebas complementarias y la coordinación con otros niveles asistenciales.

Asimismo, también propone establecer impuestos indirectos sobre productos perniciosos, como el tabaco, relacionados directamente con la pérdida de salud; así como modificar las políticas de cobertura de nuevos fármacos y la cartera de medicamentos o los precios de los productos incluidos, en función de criterios objetivos de efectividad y eficiencia.

Por último, la sociedad también plantea establecer un catálogo de prestaciones y cartera de servicios sanitarios públicos, que permita eliminar aquellos inefectivos o con un coste-efectividad inaceptable para el sistema público de salud.