Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Los médicos coinciden en revertir el posible beneficio de los centros en el SNS

La gestión clínica es solo parte de la solución del SNS

Lunes, 28 de octubre de 2013, a las 11:21

Javier Barbado / Imagen: Miguel Ángel Escobar y Adrián Conde. Segovia
El secretario general de la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (Facme), José Antonio Martínez, habló en nombre de la agrupación para “apostar por una transferencia de la gestión a los profesionales o clínicos para que mejore la relación entre calidad y costes”. Asimismo, abogó por una evaluación transparente y por una reinversión de los beneficios obtenidos, aspecto que también mencionó el secretario general de la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas, José Antonio Martínez.

Romero critica la rigidez del modelo y defiende al profesional.

Miralles se muestra favorable a reinvertir en el sistema.

Por otra parte, ambos coincidieron con los gerentes de los servicios de salud regionales de Murcia, José Antonio Alarcón, y Extremadura, Joaquín García Guerrero, y el vicepresidente de la Federación Nacional de Clínicas Privadas, Valentín Ballesteros, en que la gestión clínica y la calidad de la práctica agrupan parte de la solución global de que requiere el Sistema Nacional de Salud.

Alarcón ve clave depositar confianza en los profesionales.

Para García Guerrero el incentivo no solo es económico.

Para Miralles, la implicación del médico en la gestión clínica permitirá que la toma de decisiones se rija por criterios clínicos, asistenciales y también económicos. “Con independencia de la fórmula de gestión, el beneficio debe revertir en el propio sistema”, opinó. Y García Guerrero apuntó que el consenso, los protocolos y las guías clínicas siempre son deseables, y, de hecho, se puede reinvertir en formación y en nuevos equipamientos para los servicios.

José Antonio Martínez explica la posición global de Facme.

Según Ballesteros, en Madrid hay 56 centros con internamiento (20 de la Iglesia) pero hay 2.784 que carecen de esta característica y son de naturaleza privada: “Cuando uno va al sistema privado, ve que lo más habitual es que el médico decida sobre su propia empresa (aunque no sucede en todos los hospitales: hay grupo privados que, cada vez más, contratan en nómina a sus profesionales) en régimen de autónomo o bien que dispongan de su propia consulta”. Para Alarcón, el poder debe residir en los profesionales clínicos, al menos en los procesos intermedios.

Romero definió el objeto de debate de la mesa como “el conflicto permanente”: “El médico debe anteponer el interés del paciente a cualquier otro; en los últimos años, se ha pasado de un sistema en que prevalecía la opinión del médico a otro distinto en el que éste no era el única agente participante; esto, por desgracia, ha llevado a fijar unos parámetros de control para la profesión médica en el aspecto de la gestión”, reflexionó.

Según recordó el secretario general de la Confederación Española de Sindicatos Médicos (CESM), Francisco Miralles, los consejeros de Sanidad de Madrid, Galicia y Comunidad Valenciana acaban de criticar la figura del personal estatutario y reprochan la “rigidez” del sistema establecido: “Pero los médicos también queremos esa flexibilidad que ellos reclaman, y, al sentarnos en los ámbitos de negociación establecidos, nos encontramos sin la influencia necesaria para defender nuestros intereses”, aseveró.

López Iglesias lee las conclusiones del Encuentro.

El gerente del SES, Joaquín García Guerrero, la crisis económica ha puesto en evidencia las debilidades del sistema, entre ellas los recursos humanos: “El problema no es el Estatuto Marco; dentro de éste, hemos de mejorar las condiciones de los profesionales, que puedan implicarse más y tomar decisiones”. García Guerrero se preguntó cómo encontrar a líderes gestores que encaminen al éxito el trabajo de los equipos: “Ése es el camino que debemos tomar y ahora tenemos la oportunidad de oro de conseguirlo”.

Por último, Romero equiparó la gestión clínica al modelo asistencial aplicado desde hace años en España y que se caracteriza por ser innovador y multiprofesional: “El diagnóstico del problema no se basa en este aspecto de la microgestión, en todo caso, cuyo objetivo es la excelencia y la eficiencia”.

Conclusiones del 5º Encuentro Global de Directivos de la Salud

Rafael López Iglesias, gerente del Área de Salud Integrada de Zamora y vocal de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), leyó las conclusiones consensuadas entre los ponentes en el contexto del 5º Encuentro Global de Directivos de la Salud.

José Antonio Alarcón, José Antonio Martínez Pérez, Carmen Pantoja, Serafín Romero, Francisco Miralles, Valentín Ballesteros y Joaquín García Guerrero.

José Antonio Martínez Pérez, Francisco Miralles y Valentín Ballesteros.

En primer lugar, López Iglesias aseguró que la gestión debe orientarse a iniciativas que faciliten la colaboración público-privada adaptadas con diferentes fórmulas de gestión auditadas y controladas; además, para gestionar en redes se ha de pensar en el paciente como centro de las decisiones. Por otra parte, los directivos deben promover habilidades de liderazgo gerencial y no eludir la importancia de las redes sociales, ya que deben aprovecharse para interacciones con los profesionales y beneficiar los pacientes.

Joaquín García Guerrero, José Antonio Alarcón y Serafín Romero.

Dedujo asimismo que el perfil del paciente ha cambiado, y que se hace necesaria la continuidad asistencial y el refuerzo de las unidades de media y larga estancia, así como establecer equipos de gestión de casos que incluyan a los enfermeros. Por otro lado, mencionó la evidencia de que el gasto farmacéutico se percibe como una amenaza para el gestor, cosa que debe evitarse estableciendo fondos específicos para los medicamentos en función de su naturaleza.

También intervinieron en la clausura del foro el gerente del Complejo Hospitalario de Segovia, Juan Carlos Risueño, y el director general de Asistencia Sanitaria de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León, José María Pino Morales.

Rafael López Iglesias, vocal de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa); José María Pino Morales, director general de Asistencia Sanitaria de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León; y Juan Carlos Risueño, gerente del Complejo Hospitalario de Segovia, durante la lectura del documento consensuado que glosa las conclusiones del Encuentro.