15 nov 2018 | Actualizado: 11:50

Los medicamentos biológicos, una “revolución” en el tratamiento de la artritis reumatoide

Lo ha destacado el reumatólogo del Hospital Ramón y Cajal Javier Bachiller durante una charla a pacientes organizada por ConArtritis

Miércoles, 25 de febrero de 2015, a las 21:17
Nuria Martín. Redacción
“Los medicamentos biológicos han supuesto una revolución en cuanto al tratamiento de la artritis reumatoide”, ha subrayado el reumatólogo del Hospital Ramón y Cajal Javier Bachiller. También ha destacado que son “muy eficaces y relativamente seguros”, por lo que su implantación ha supuesto una mejora de la calidad de vida de los pacientes.

Javier Bachiller.

Bachiller ha impartido una charla a pacientes con esta enfermedad organizada por la Coordinadora Nacional de Artritis (ConArtritis), en la que ha hablado sobre su diagnóstico y tratamiento. Un encuentro que ha tenido como objetivo proporcionar apoyo y ayuda efectiva a los afectados y a sus familias.

La artritis reumatoide, que según los datos de este experto afecta a unas 200.000 personas en España, tiene una causa autoinmune. De este modo, la forma de actuar de los fármacos biológicos se basa en que “suprimen el sistema inmunológico y reducen la inflamación”.

En opinión de este experto tienen muchas posibilidades, pues actualmente hay ocho en el mercado pero se están haciendo ensayos clínicos de otras dianas. La idea es que “si el tratamiento no funciona por una vía, se podrá probar por otra”.

Bachiller ha incidido también en los aspectos negativos, pues “pueden aumentar el riesgo de infecciones graves o tumores”, pero por ello hay una serie de recomendaciones como son vacunarse de neumococo antes del tratamiento y también cada año de la gripe. Igualmente, debe ser retirado seis meses antes de una intervención quirúrgica o si aparecen datos de infección activa o fiebre.

En cualquier caso, ha reiterado, “ha sido un cambio fundamental, pues de no tener nada ya tenemos ocho dianas”. Eso sí, se trata de fármacos caros que están financiados y que deben aplicarse con administración médica, por lo que “se debe hacer un uso responsable de los mismos”.