Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 15:05

Integrar los laboratorios de Laredo, Sierrallana y Valdecilla ahorrará 17 millones en 5 años

Valdecilla será el laboratorio del Área de Salud I y el de referencia de todo el SCS

Lunes, 03 de noviembre de 2014, a las 16:12
Redacción. Santander
Los laboratorios clínicos de los hospitales de Sierrallana (Torrelavega), Laredo y Valdecilla mantendrán su plantilla y continuarán procesando las muestras que se extraigan en los consultorios y centros de salud de Atención Primaria (AP) de sus respectivas Áreas de Salud pero funcionarán y serán gestionados de forma integrada e interdependiente, como un “todo”; contarán con un sistema de información “común”, y realizarán sus compras de forma centralizada.

María José Sáenz de Buruaga, consejera de Sanidad; y Carlos León, gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS).

Según ha avanzado la Consejería de Sanidad, con este proceso de integración se conseguirá un ahorro de 17 millones de euros en cinco años. Además, se establecerá una cartera de servicios “corporativa” y “única” para todo el Servicio Cántabro de Salud (SCS), aunque “flexible” y “adaptable” a las necesidades detectadas por los laboratorios.

Con el mantenimiento del procesamiento de las muestras de sus áreas de salud, Valdecilla será el laboratorio del Área de Salud I y el de referencia de todo el SCS, el de Sierrallana lo será de las Áreas III y IV  y el de Laredo del Área II.

Estas son algunas de las conclusiones del grupo de trabajo constituido en el Servicio Cántabro de Salud (SCS) para definir el modelo de mejora de los laboratorios clínicos, el alcance y el contenido de este proyecto que han sido presentadas por la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, quien ha explicado que en el ánalisis de la actual situación de la red de laboratorios se han “detectado” “importantes áreas” que hay que mejorar.

Según ha señalado la consejera, actualmente los laboratorios funcionan como “compartimentos estanco”, con un “modelo individualizado”, con su propia cartera de servicios, sus medios informáticos, sus propios proveedores, “nulo” enfoque corporativo, y con “poca” comunicación y relación.

Con este proceso de integración, que se llevará a cabo de forma “escalonada” y que exigirá un desarrollo de unos cinco años, se buscará mejorar el funcionamiento y la “eficiencia” de los laboratorios y generar ahorros con las compras centralizadas y con la reducción de gastos generales y una mejora de la productividad que se deriven de una mejor organización.