13 dic 2018 | Actualizado: 21:45

Los jóvenes se convertirán en agentes que alerten de los riesgos del alcohol

Forman un grupo encargado de advertir de las consecuencias que puede tener un consumo desmedido

lun 16 junio 2014. 17.55H
Redacción. Vitoria
El Gobierno vasco está trabajando para formar un grupo de jóvenes que este verano acudan a las fiestas e informen a otros chicos de los riesgos que supone el consumo de alcohol, ya que el verano es la época de "mayor riesgo" de consumo de alcohol porque es cuando muchos comienzan a consumirlo, sobre todo los fines de semana, pero también en las grandes fiestas.

Guillermo Viñegra.

El viceconsejero de Salud, Guillermo Viñegra, ha presentado este lunes en la Comisión de Salud y Consumo del Parlamento vasco, el programa 'Menores y Alcohol'  que tiene como objetivo "atajar el consumo excesivo de alcohol entre menores y acabar con el clima social de permisividad hacia estas conductas".

Viñegra ha subrayado que "nos enfrentamos a un auténtico problema de salud pública, actual y futuro" y ha puesto como ejemplo que en la pasada edición de la fiesta de las ikastolas de Vizcaya,  Ibilaldia se registraron 20 casos de consumo excesivo de alcohol, intoxicaciones etílicas, entre jóvenes de los que 16 eran chicas y 4 chicos, lo que supone un descenso del 30 por ciento respecto al pasado año.

Además, en la fiesta del Araba Euskaraz celebrada este pasado domingo en Lapuebla de Labarca hubo ocho casos de consumo excesivo de alcohol en jóvenes, de los que seis eran chicas y dos chicos.  "También hemos observado una cierta minoración, lo que no significa que tengamos que dejar de estar atentos a todas estas cuestiones", ha indicado.

Entre las acciones emprendidas, la directora de Salud Pública y Adicciones del Gobierno vasco, Miren Dorronsoro, ha avanzado que estudian convertir a los propios jóvenes en agentes de consumo responsable de alcohol, experiencia que ya se puso en marcha el año pasado en la fiesta de las ikastolas de Gipuzkoa- Kilometroak. "Requiere mucha dedicación, mucho esfuerzo y que los jóvenes se involucren, algo que a veces no es fácil de conseguir", ha subrayado.

Asimismo, ha señalado que solucionar el problema del alcohol "pasa por la educación, cultura y costumbres por lo que es un trabajo a largo plazo que comienza ahora y que en tres años se volverá a revisar. Respecto al aumento del consumo del alcohol por parte de las mujeres, ha explicado que el patrón de consumo compulsivo o de fin de semana  entre las mujeres mayores de edad, es diez o doce veces menor que entre las jóvenes, lo que ha calificado de "problema muy importante".