17 dic 2018 | Actualizado: 16:00

Los inmigrantes irregulares con un año de empadronamiento reciben su tarjeta sanitaria

Les garantizará la asignación de un médico de cabecera de Atención Primaria

mié 12 noviembre 2014. 16.57H
Redacción. Bilbao
Osakidetza ha empezado esta semana a distribuir una tarjeta individual sanitaria válida solo para el Sistema Vasco de Salud a los inmigrantes en situación irregular que tengan un año de empadronamiento en Euskadi y perciban cantidades inferiores a la Renta de Garantía de Ingresos (RGI).

Jon Etxeberría, gerente de Osakidetza.

La emisión de esta tarjeta viene establecida en una orden del consejero de Salud, Jon Darpón, de julio de 2013 en la que se reguló la asistencia sanitaria a las personas que no están aseguradas o no son beneficiarias del Sistema de Salud del Estado, como los inmigrantes sin permiso legal de residencia, tal y como han indicado hoy fuentes de ese Departamento.

La tarjeta que se ha comenzado a distribuir es válida sólo para el Sistema de Salud vasco ya que el Gobierno central a través de un decreto privó en 2012 de la condición de asegurado o beneficiario del derecho a la asistencia sanitaria a los extranjeros sin permiso legal de residencia. Sin embargo, el Gobierno Vasco ha defendido la atención a este colectivo, algo que el Tribunal Constitucional avaló a finales de 2012. También el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco desestimó el pasado febrero un recurso de la Abogacía del Estado contra la citada orden del Ejecutivo autonómico que regula la asistencia sanitaria a los inmigrantes en situación irregular.

Ahora se ha comenzado a repartir la tarjeta sanitaria de Osakidetza o TIS a las personas inmigrantes en situación irregular que acrediten al menos un año de empadronamiento continuado en Euskadi y tengan ingresos inferiores a la Renta de Garantía de Ingresos. La tarjeta individual sanitaria les garantizará la asignación de un médico de cabecera de Atención Primaria y una asistencia en iguales condiciones de calidad y con la misma extensión que la reconocida a las personas aseguradas o beneficiarias.

En el caso de las mujeres embarazadas que lleven menos tiempo viviendo en Euskadi, tendrán el mismo derecho durante el embarazo, parto y postparto, así como los menores de 18 años. La regulación establece que el resto de inmigrantes, es decir los que no lleven un año empadronados o cobren por encima de la RGI, son atendidos en Osakidetza de manera gratuita cuando se traten de urgencias y de problemas de salud pública. En los demás supuestos, los pacientes deben hacerse cargo del coste de su atención.