Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:30

Los hosteleros toledanos arremeten contra Leire Pajín en su manifestación contra la Ley Antitabaco

Acusan a la ministra de Sanidad de mentir al haber afirmado que todos los países europeos han prohibido fumar

Lunes, 14 de marzo de 2011, a las 16:18

Redacción. Toledo
Cerca de 500 hosteleros de la provincia de Toledo se han manifestado en la capital regional para pedir la "inmediata suspensión" de la Ley Antitabaco con lemas como 'Por la libertad de elegir y decidir' o 'La hostelería llega a su fin por culpa de Leire Pajín', sumándose así a las realizadas por el sector en todas las provincias de Castilla-La Mancha a excepción de Ciudad Real, donde está convocada una manifestación el próximo lunes.

Cabecera de la manifestación que ayer congregó a cerca de 500 hosteleros toledanos cntra la Ley Antitabaco.

El presidente de la Asociación de Hosteleros de Toledo (AHT), Alfonso Silva, el presidente de la Federación regional de Hosteleros, Borja García, y el presidente de la Federación Nacional de Hostelería, José María Rubio, han encabezado la manifestación bajo el eslogan 'Prohibición total, ruina del sector' hasta la Plaza de Zocodover, donde se ha leído un manifiesto que se ha entregado posteriormente en la sede de la delegación del Gobierno.

Alfonso Silva se ha mostrado contento ante una "demostración pública y en voz alta" de los perjuicios que está suponiendo la nueva ley para un sector tan estratégico para la economía de nuestro país. Además, el presidente de la AHT ha agradecido el esfuerzo de los hosteleros que han cerrado sus establecimientos para unirse a la protesta, y ha esperado que la voz sea "alta y larga y llegue hasta los dirigentes políticos que metieron la pata a la hora de establecer esta ley".

Silva ha señalado que el Gobierno debería retirar la ley actual y volver al marco jurídico anterior, sentándose a hablar con los hosteleros para buscar "la convivencia de fumadores y no fumadores sin perjuicio para los negocios".

En este sentido, ha indicado que la situación económica es dura, y ha confirmado las bajadas en la facturación, y en la asistencia a los establecimientos registradas por las encuestas. Una situación "real" que "el que no la quiera ver, es ciego", y ha añadido que el sector hostelero supone una aportación del 11 por ciento del Producto Interior Bruto regional.

Ley contra la hostelería

El manifiesto de los hosteleros ha indicado que la Ley Antitabaco debería llamarse "Ley contra la Hostelería", por las consecuencias a las que están teniendo que hacer frente, que pueden suponer una caída del 10 por ciento de las ventas, "lo que va a suponer pérdidas del 0,6 por ciento del Producto Interior Bruto nacional", según el escrito.

Además, el manifiesto ha añadido que otros países europeos, como Croacia, Grecia y Holanda, ya han procedido a la derogación de la normativa o la han rechazado. En este sentido, el manifiesto declara la intención de continuar con las protestas hasta la derogación del texto legal, para lo que pide la colaboración del presidente regional, José María Barreda, quien "tiene que echar una mano desde Ferraz", e intervenir por un sector formado por 25.500 trabajadores directos en la región, la mitad de ellos autónomos, "que está registrando pérdidas del 38,73 por ciento", según han señalado.

Otra de las críticas a la normativa es que "atenta contra el modelo español de ocio", y limita el derecho de los ciudadanos a decidir sobre sus prácticas. En este sentido, el manifiesto ha lanzado la pregunta de "¿qué vendrá mañana?" con respecto a futuras "leyes intervencionistas" que puedan establecerse en España.

Críticas al Gobierno

Las críticas al Gobierno nacional se han sumado a las reclamaciones del sector hostelero. Así, la ministra de sanidad, Leire Pajín, ha sido acusada de mentir al asegurar que todos los países europeos han prohibido fumar, y al fomentar "una práctica detestable", como las denuncias entre consumidores.

Por eso, de cara a las próximas elecciones generales, el sector ha amenazado con recordar "quién apoya al sector hostelero". Por ello, antes de la cita electoral van a exigir el pronunciamiento de todas las fuerzas políticas.

En apoyo a los manifestantes, el presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam), Ángel Nicolás, se ha unido a los manifestantes, porque "tienen la razón", negando así que su asistencia se deba a que es un sector integrado en la Confederación.

Durante el transcurso de la concentración y la posterior manifestación, muchos de los bares y restaurantes de Toledo han permanecido cerrados. En este sentido, el propietario del establecimiento del Casco Histórico de Toledo 'Gambrinus', Mariano Díaz, ha señalado que "hay que luchar y hacer un esfuerzo entre todos".

Así, el cierre ha marcado la actividad de la mayor parte de los establecimientos, mientras que los manifestantes han entrado en los pocos bares que han permanecido abiertos con gritos de "fuera" o "sucios", por no unirse a los manifestantes.

El propietario de uno de estos establecimientos ha señalado que "las protestas deben realizarse antes de la Ley y no después", y ha indicado que "prefiere colaborar con el Estado en busca de una sociedad mejor". Además, aunque ha evitado valorar la actitud de sus 'compañeros' manifestantes, ha señalado que la mayoría "son explotadores de obreros", criticando así su gestión empresarial.