17 dic 2018 | Actualizado: 18:20

Los hospitales públicos de Madrid, menos atractivos para el negocio

A Valdemoro, Móstoles y Villalba concurrieron más de una empresa, y en Torrejón dos compañías sanitarias se unieron para lograr la concesión

sáb 08 junio 2013. 13.04H

Redacción. Madrid
Las seis concesiones hospitalarias que la Comunidad de Madrid ha sacado a concurso han despertado menos interés que las cuatro anteriores que realizó. Y es que en las ocasiones previas, varias fueron las ofertas presentadas para cada uno de los hospitales, mientras que ahora no parece que haya pugna.

Javier Fernández Lasquetty, consejero de Sanidad.

Lo cierto es que desde que se hicieron públicos los pliegos de condiciones los posibles candidatos habían mostrado ciertas dudas al respecto. En este sentido, compañías como el Grupo HM habían advertido de lo ajustado de los pliegos y del poco beneficio que pueden obtener las empresas que optaran por aventurarse. Aquí puede estar una de las razones por las que el propio Grupo HM Hospitales, IDC Salud, Asisa, DKV o Quirón, entre otras, hayan preferido mantenerse al margen.

En todo caso, la situación no es exactamente la misma si se comparan las seis concesiones incluidas en el proceso actual y las que ocurrieron previamente. En  este momento, lo que estaba en juego era exclusivamente la gestión, mientras que los cuatro casos anteriores se sumaba también la construcción, lo que llevó a grupos hospitalarios o aseguradoras a buscar aliados entre las constructoras, creando alianzas para optar a cada proceso.

El Hospital de Valdemoro, el pionero

El Hospital de Valdemoro abrió en 2005 el camino a la participación de empresas privadas en la gestión de hospitales públicos en la Comunidad de Madrid. Además, la empresa que obtuviese la adjudicación también debería hacerse cargo de la construcción del centro. En este caso, fue la entonces IDC Capio (ahora IDC Salud) quien obtuvo la concesión, imponiéndose a ofertas de Adeslas y Sanitas. La razón fundamental fue económica, ya que la oferta de IDC Capio era la más económica: una inversión comprometida de 132 millones de euros en 30 años y un coste para la Administración por paciente y año de sólo 330 euros.

Torrejón: Ribera Salud llega a Madrid

El segundo hospital madrileño cuya construcción y gestión fue sacada a concurso por la Comunidad de Madrid fue el de Torrejón de Ardoz en 2009. En este caso, Ribera Salud, que concurrió en consorcio con Asisa, FCC y Concessia, fue quien obtuvo la concesión. En todo caso, a finales del pasado año, Sanitas compró a Ribera Salud su participación en este hospital.

Alberto de Rosa, director general de Ribera Salud, y Víctor Madera, presidente de IDC Salud.

Capio se impone en los procesos de Móstoles y Villalba

En 2010 fueron dos los procesos puestos en marcha por la Comunidad de Madrid, también para la construcción y gestión de futuros hospitales públicos: Móstoles  y Villalba. En ambos casos, Capio (ahora IDC Salud) obtuvo la concesión, si bien imponiéndose a ofertas planteadas por distintas compañías en cada ocasión.

En el Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles, el consorcio liderado por la entonces Capio, junto a IDC, Ghesa y Lener, se impuso a un consorcio encabezado por Sanitas. Aunque ambas ofertas estuvieron cercanas, fue el capítulo de inversiones el que decidió la balanza hacia la empresa presidida por Víctor Madera.

En cuanto al Hospital de Villalba, Capio se impuso a Ribera Salud, que buscaba la gestión de un nuevo centro en Madrid. En este caso, la “mejor cuantía económica” de la oferta de Capio fue la que llevó a la Consejería de Sanidad a optar por el proyecto presentado por la ahora IDC Salud.