17 dic 2018 | Actualizado: 15:00

La mayoría de los hospitales ignora la figura del vigilante de tecnología

Creada en 2009, su designación y desarrollo son obligatorios

dom 05 julio 2015. 12.00H
Javier Barbado. Albacete
La reciente publicación de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) de un informe sobre las funciones del vigilante de la tecnología en los hospitales españoles ha puesto al descubierto la ausencia de su conocimiento entre los profesionales de la salud aun cuando se trata de una figura de implantación obligatoria desde 2009.

De izq. a dcha.: Eduardo Nava, vicedecano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM); Jesús Lucinio Manzanares, presidente de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (Seeic); Pedro Antonio Carrión, vicerrector de Transferencia y Relaciones con Empresas de la UCLM; Margarita Alfonsel, secretaria general de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin); y César Sánchez, vocal de Formación de la Seeic ;Carlos Sisternas, director de Fenin-Cataluña.


Tal como publicó Redacción Médica, la propia Aemps ha reconocido que el cometido del documento estriba en la necesidad de hacer llegar a los sanitarios las características de este plan de vigilancia en los centros para ampliar su cumplimiento.

De hecho, la figura del vigilante de tecnología sanitaria en el hospital resulta todavía desconocida para la mayoría de los profesionales, según ha revelado el vicepresidente de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clinica (Seeic), Xavier Canals, quien ha llamado a los ingenieros, directivos y personal sanitario a no descuidar el control y mantenimiento de los equipos electromédicos, cuestión de seguridad a la que, en efecto, está vinculada esa función específica, que está regulada desde 2009 y cuya aplicación, en ocasiones, se infravalora.

Canals ha hecho estas declaraciones durante el foro II Día de la Tecnología Sanitaria en Castilla-La Mancha, que han organizado la Sociedad Española de Electtromedicina e Ingeniería Clínica (Seeic) y la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), y que ha tenido lugar en Albacete. Aparte de Canales, que intervino en la primera mesa rendonda, se celebró otra en la que participaron científicos de la Universidad de Castilla-La Mancha y otros miembros dela propia Seeic (véase fotografía).

En este sentido, ha advertido de "la presión regulatoria" de Europa a la que deberá adaptarse España en los años venideros; no en vano la mencionada figura se ha extendido al ámbito comunitario con esta larga denominación: "Responsable del cumplimiento de la normativa" referente a este subsector.

Canals ha precisado que la Aemps desea ampliar más que revisar la definición del responsable de vigilancia sanitaria en cada hospital, y ha insistido en la relevancia para el futuro de los directivos de la salud de la gestión de riesgos. Según ha señalado, la nueva guía publicada subraya la relevancia de los procedimientos escritos normalizados en cada centro, y ha señalado "la importancia de la seguridad eléctrica", que en efecto no debe subestimarse por mucho que parezca darse por sentado su cumplimiento.

Mantenimiento y responsabilidad social corporativa

La secretaria general de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), Margarita Alfonsel, ha resaltado la importancia del mantenimiento de los equipos electromédicos, la responsabilidad social empresarial y de respeto del medio ambiente así como la investigación, desarrollo e innovación como tres campos emergentes en el sector que merecen especial atención por parte de sus integrantes.

Alfonsel ha repasado el valor de la tecnología sanitaria en la vida de toda persona y diversos aspectos del sector que han quedado reflejados en la reciente Semana Europea, en la que ha participado Fenin: "En 2013, disponía de más de 25.000 empresas y facturaba más de 100.000 millones de euros de facturación, lo que equivale a un 30 por ciento del mercado mundial", ha precisado.

En cuanto a la normativa que lo regula, según la secretaria general de Fenin "empieza a ser identificado, de forma global, con la publicación de las directivas comunitarias en cada una de las comunidades autónomas, que lo legislan a partir de los años 90 y en las que el marcado CE constituye la principal referencia".

Alfonsel se ha referido a la clasificación de los productos sanitarios conforme al ordenamiento jurídico vigente, sujeto a un cambio constante y no exento de controversia. Para unificar las interpretaciones de la ley, se trabaja, en la actualidad, "para consensuar un marco común sólido y sostenible". Las empresas -ha recordado- debe cumplir con una serie de requisitos legales como, entre otros aspectos, el respeto por el medio ambiente.

También ha informado de la diversidad de las disciplinas formativas relacionadas con la tecnología sanitaria, "un sector dotado de una elevada complejidad tecnológica y en constante innovación e interlocución con los profesionales.

ENLACES RELACIONADOS:

La Aemps ‘da un toque’ a los hospitales para que actualicen sus sistemas de vigilancia (30/05/15)