21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Los hospitales del SCS incrementarán este verano su actividad asistencial

Valdecilla, Sierrallana y Laredo aumentan el número de quirófanos programados

Domingo, 16 de junio de 2013, a las 11:55

Redacción. Santander
Los hospitales del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Valdecilla, Sierrallana-Tres Mares y Laredo, incrementarán este verano su actividad asistencial respecto a años anteriores, lo que se traducirá en un mayor número de quirófanos programados y una menor reducción de las camas de hospitalización. En consecuencia, aumentará también la cobertura del personal sanitario en relación con el verano pasado, según destaca el Gobierno regional en un comunicado de prensa.

Carlos León, director gerente del SCS.

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla aumentará en comparación con el año pasado la actividad quirúrgica programada durante los meses de julio, agosto y septiembre, con la planificación de intervenciones en 20 quirófanos diariamente, de lunes a viernes, dos más que en 2012.

Esta cirugía programada durante el periodo estival se refiere al Área Quirúrgica de Valdecilla, la Residencia Cantabria y el Hospital de Liencres. En Valdecilla, se realizarán intervenciones en 14 quirófanos; en la Residencia Cantabria funcionarán 2-3 quirófanos diarios, y en el Hospital de la Santa Cruz de Liencres se abrirán tres quirófanos de cirugía ortopédica.

Además, tanto en Valdecilla como en la Residencia Cantabria permanecerán abiertos sendos quirófanos de Urgencias. En total, los quirófanos de Valdecilla funcionarán al 82 por ciento.

Desde el Gobierno se destaca que esta programación estival forma parte de la estrategia de la Consejería de Sanidad de continuar reduciendo las listas de espera quirúrgicas. De ahí que los mayores incrementos de sesiones quirúrgicas (una sesión quirúrgica es un quirófano abierto de 8 a 15 horas) se produzcan en las especialidades con mayor lista de espera: urología y cirugía ortopédica (tres sesiones más por semana que en 2012), cirugía general (dos sesiones más) y otorrinolaringología y cirugía pediátrica (una sesión semanal más).

Como consecuencia de la mayor actividad quirúrgica, también aumentará el número de camas de hospitalización respecto a veranos anteriores. De julio a octubre, se bloquearán 32 (20 menos que el año pasado) en Valdecilla, Residencia Cantabria y Liencres. Sanidad puntualiza que este bloqueo se hará con la suficiente flexibilidad para poder reabrir estas camas de inmediato en caso de que sea necesario.

Sierrallana y Laredo

También en los hospitales comarcales de Sierrallana y Laredo se realizará una optimización de los recursos para atender la demanda asistencial y al mismo tiempo controlar las listas de espera, por lo que está previsto un aumento de la actividad quirúrgica programada respecto a 2012.

Durante el mes de julio, el Hospital Sierrallana abrirá, además del quirófano de Urgencias, cinco quirófanos diarios para cirugía de las distintas especialidades (uno más que el verano pasado); del 1 de agosto al 15 de septiembre, cuatro quirófanos (uno más que en 2012), y hasta el 30 de septiembre permanecerán abiertos, como el año pasado, cinco quirófanos al día.

En cuanto a la hospitalización, la unidad de corta estancia de Sierrallana permanecerá cerrada del 1 de julio al 30 de septiembre, mientras que en el resto del hospital el número de camas disponibles se reducirá un 20 por ciento (de 74 a 60), excepto entre el 5 de agosto y el 15 de septiembre en que la disminución será del 38 por ciento (de 74 a 44-48), en todo caso dejando siempre abierta la posibilidad de habilitarlas en cuanto sea preciso.

En el Hospital Tres Mares, se reducirá el número de camas de 22-24 a 12-14, de julio a septiembre.

En el Hospital Comarcal de Laredo, permanecerán activos, entre junio y septiembre, 18 quirófanos semanales (seis más que el año pasado), aunque con una capacidad potencial máxima de 20 (cinco más que el año pasado), lo que supone una programación del 90 por ciento.

Como en años anteriores, el Hospital de Laredo mantiene abiertas todas sus camas de hospitalización, para dar respuesta a la demanda creciente que se produce cada verano por el aumento de la población en las localidades costeras de la zona oriental. Las consultas externas funcionarán al 80 por ciento de su capacidad.