Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Los hospitales de Osakidetza son referentes en el uso de energías renovables

El más avanzado es el Hospital Galdakao-Usansolo, que estima alcanzar cotas superiores al 50 por ciento de producción.

Martes, 22 de julio de 2014, a las 17:42
Redacción. Madrid
Los Hospital Galdakao-Usansolo, Hospital Gorliz y Hospital Universitario Cruces, junto con la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitarias, han sido elegidos para participar en un proyecto piloto europeo junto con otros hospitales de Francia, Italia, Holanda, Irlanda, Reino Unido, Polonia y Hungría, con el objetivo de aumentar el uso de energías renovables en los hospitales europeos.

Jon Darpón, consejero de Salud.

El más avanzado en este sentido, por el momento, es el Hospital Galdakao-Usansolo (Organización Sanitaria Integrada Barrualde-Galdakao), que estima alcanzar cotas superiores al 50 por ciento de producción con energías renovables a medio plazo. Le sigue el Hospital Gorliz, que cree que alcanzará el 55% para 2015.

El jefe de mantenimiento del Hospital Galdakao-Usansolo y coordinador del proyecto RES-Hospitals en el ámbito estatal, Alberto Arriaran, ha explicado el objetivo final de este proyecto: "Se trata reducir las emisiones de CO2 producidas por el funcionamiento de los aproximadamente 15.000 hospitales que hay en Europa mediante la implementación de medidas de eficiencia energética y sistemas de energías renovables".

Arriaran ha destacado el buen resultado de La 'Guía de energías renovables para hospitales europeos' que se ha publicado recientemente a partir de la iniciativa "Towards zero carbon hospitals with Renewable Energy Systems (RES)" (Hacia hospitales sin huella de carbono con Sistemas de Energías Renovables). Según el coordinador del proyecto RES-Hospitals en el ámbito estatal: “Es un referente de buenas prácticas en energías renovables para otros centros hospitalarios europeos”.

Retos para los próximos años

En palabras de Arriaran, el objetivo de Osakidetza es convertirse en referente europeo en el ámbito medioambiental y, con este fin, un grupo de trabajo trabajará "para abordar de manera sistemática y planificada los objetivos tanto del proyecto como los objetivos de energía europeos 2020".

Los hospitales más avanzados tienen contratos de explotación que finalizan al término de 2016, según el Gobierno regional. En ese momento, según Arriaran se abordarán “las soluciones más complejas de energías renovables en las plantas de energía con cogeneración, donde los volúmenes de inversión son más importantes y también la reducción de emisiones de CO2”.