Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Los hospitales atienden a un 4,65% más de pacientes en Urgencias

Se han analizado los datos de julio, agosto y septiembre, con respecto al mismo periodo de 2012

Lunes, 21 de octubre de 2013, a las 13:41

Redacción. Toledo
El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha llevado a cabo una pormenorizada evaluación de la asistencia sanitaria que se ha prestado en los centros hospitalarios en los meses de julio, agosto y septiembre, y el resultado refleja que los Centros hospitalarios de la región han atendido a 211.796 pacientes en los servicios de Urgencias, un 4,65 por ciento más que en 2012.

Luis Carretero, gerente del Sescam.

Asimismo, de los 211.796 pacientes atendidos en los servicio de urgencias, han sido ingresados 26.900, un 4,26 por ciento más que en los meses estivales del pasado año. Además, destaca que se ha producido un incremento en los ingresos programados, de un 7,06 por ciento, lo que se traduce en 38.380 pacientes, hecho que ha influido de forma positiva en las listas de espera, tal y como ha informado en nota de prensa la Junta.

En esta línea, el número de estancias también ha aumentado en un 5,29 por ciento, así como el índice de ocupación en un 1,22 por ciento. Sin embargo, la estancia media de los pacientes ha bajado un 1,65 por ciento.

Respecto al número de camas abiertas este año en los meses estivales, han sido 3.273, un total de 127 más que en el mismo periodo del año anterior, lo que supone un incremento del 4,03 por ciento. Este aumento de recursos, asociado a la demanda esperada, ha tenido como consecuencia que no se haya producido ningún incidente de relevancia.

“Ningún incidente” por el cierre de camas

Frente al "alarmismo" de quienes aseguraban que el habitual cierre de camas iba a perjudicar la atención sanitaria, la Junta ha certificado que no se ha producido ningún problema asociado al número de camas disponibles en los hospitales de Castilla-La Mancha.

"La reducción del número de camas corresponde al descenso de población en Castilla-La Mancha en la época estival, una medida que se toma en todos los sistemas sanitarios de España y de otros países para aprovechar con eficacia los recursos disponibles", señala.

Asimismo, indica que "relacionar el número de camas abiertas con la asistencia sanitaria es un planteamiento anclado en el pasado" y que "la innovación sanitaria hace que cada año se precisen menos ingresos para muchas intervenciones que antes requerían hospitalización".

Desde la Junta se ha calificado la planificación llevada a cabo en los últimos meses como "eficiente y satisfactoria". "Estos datos ponen de manifiesto que se ha realizado una buena gestión de la demanda sanitaria recibida y dejan en evidencia a quienes alarman a la población de forma innecesaria", ha concluido.