15 nov 2018 | Actualizado: 12:20

Los geriatras ven como un riesgo asumible sacar la vacuna del neumococo del calendario único

La SEGG presenta una campaña de vacunación para personas mayores y personal sanitario con el objetivo de mejorar las tasas de inmunización

Martes, 25 de septiembre de 2012, a las 14:16
Javier Leo / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) ha presentado este martes la campaña de vacunación para este invierno frente a la gripe y el neumococo. El objetivo es mejorar las coberturas vacunales y reducir el impacto de ambas enfermedades entre las personas mayores de 60-65 años, los grupos de riesgo y los profesionales sanitarios. No obstante, al ser preguntados sobre la no inclusión de la vacuna trecevalente contra el neumococo dentro del calendario único que prepara el Ministerio de Sanidad, los geriatras ven como un riesgo asumible su salida de la financiación pública.

De izquierda a derecha: Luis Salleras, catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad de Barcelona y miembro del Grupo de Vacunas de la SEGG; Pedro Gil, presidente de la SEGG; y Primitivo Ramos, presidente de la SEGG en Madrid.


Sus argumentos son la falta de resultados científicos que justifiquen el coste-eficiencia de su aplicación en la población general, así como “la necesidad de comprender que muchas vacunas nuevas, aunque sean buenas, no se pueden financiar, porque no hay con qué pagarlas”, señala el catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad de Barcelona y miembro del Grupo de Vacunas de la SEGG, Luis Salleras. A su juicio, “algunas vacunas deberán ser una opción individual” ya que “debe diferenciarse entre vacunas de financiación pública, en el calendario público y de indicación médica recomendada”.

Sobre la gripe estacional, los expertos recuerdan que en la anterior campaña fallecieron bajo sus efectos más de 1.900 personas, el 90 por ciento de ellas mayores de 60 años, el 85 por ciento de las cuales no se había vacunado. En este sentido, desde la SEGG subrayan que la vacunación contra la gripe y el neumococo reduce un 50 por ciento la mortalidad, un 30 por ciento las hospitalizaciones y un 88 por ciento la incidencia. Respecto a la vacunación de los profesionales sanitarios, los geriatras insisten en la necesidad de aumentar la cobertura para evitar nuevas transmisiones. En la última campaña, menos del 40 por ciento de los sanitarios se vacunaron, aseguran.

Luis Salleras argumenta que no hay dinero para pagar todo.

Primitivo Ramos defiende la seguridad de las vacunas.