19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

Los fisioterapeutas advierten de la proliferación de “pseudotitulaciones”

Masajista, quiromasajista, masajista deportivo, linfoterapeuta, osteópata y quiropráctico no tienen reconocimiento oficial como profesiones sanitarias en España

Lunes, 07 de febrero de 2011, a las 14:59

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
El Colegio de Fisioterapeutas de Canarias (COFC) señala que ejercer técnicas manuales con fines terapéuticos por parte de personas que carecen de habilitación profesional y titulación oficial supone un delito de intrusismo profesional, al tiempo que alarma acerca del riesgo que conlleva para la salud someterse a dichos tratamientos impartidos por personas no capacitadas para ello.

Patricia Madrid, presidenta del COFC.

El COFC hace esta reflexión ante la proliferación de titulaciones como masajista, quiromasajista, masajista deportivo, linfoterapeuta, osteópata y quiropráctico, las cuales no tienen reconocimiento oficial como profesiones sanitarias en España.

Asimismo, aclara que la legislación española incluye desde hace muchos años en los planes de estudios de la Diplomatura Universitaria de Fisioterapia, actualmente Grado en Fisioterapia, la terapia manual, la masoterapia, el drenaje linfático con fines terapéuticos y demás terapias derivadas de los diversos agentes físicos. En la Orden CIN 2135/2008 se incluyen la osteopatía y la quiropraxia como competencias que deben adquirir los alumnos de las distintas Escuelas Universitarias de Fisioterapia de todo el territorio nacional.

En opinión de los responsables del COFC se está creando confusión entre la población al publicarse información sobre estas titulaciones, en concreto acerca de la oficialidad de estos estudios en otros países, ante lo cual los Fisioterapeutas de Canarias quieren aclarar que en esos casos los estudios que llevan a la consecución de la titulación de, por ejemplo, osteópata o quiropráctico, son estudios oficiales universitarios de diversa duración.

"En ningún caso en estos países, entre otros, Francia, Reino Unido y Estados Unidos, se pueden ejercer estas profesiones si no se está en posesión del título oficial correspondiente. En Francia, por ejemplo, para poder acceder a los estudios de osteopatía hay que cursar previamente medicina o fisioterapia, por lo que no se puede equiparar este hecho a la obtención de un título carente de validez académica en una academia privada".