Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Los farmacéuticos monitorizarán al anciano polimedicado

El proyecto Consigue ha demostrado una reducción del 56 por ciento de sus complicaciones

Martes, 29 de abril de 2014, a las 18:42
Redacción. Valencia
El Colegio de Farmacéuticos de Valencia (Micof) pilotará en la provincia el proyecto Consigue, que tiene como objeto el control de los tratamientos de los pacientes polimedicados con edad igual o superior a 65 años por las farmacias comunitarias, lo que redundará en una mejora considerable de su salud y en la reducción de urgencias y de hospitalizaciones.

De izq. a dcha.: Miguel Ángel Gastelurrutia, miembro del Grupo Gestor Consigue y vicepresidente del Colegio de Farmacéuticos de Guipuzcoa; Juan José Folgado, secretario del Micof, y Vicente Colomer, vocal del Micof y miembro de Sefac-CV.


Este proyecto, impulsado por el Consejo General de Colegio Oficiales de Farmacéuticos y la Universidad de Granada, y que cuenta con el apoyo de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (Sefac), avanzará en la implantación del seguimiento farmacoterapéutico en las farmacias comunitarias, una experiencia que ya ha conseguido una reducción del 56 por ciento los problemas de salud no controlados, con lo que los pacientes experimentan una mejora significativa de la calidad de vida percibida (con un aumento de 6,6 puntos de media).

Además, evita visitas a los centros de salud y hospitales, por lo que se disminuye la carga asistencial. Según los resultados del programa Consigue Impacto, en el que han participado 1.403 pacientes crónicos polimedicados de distintas ciudades de España, se redujo en el 49 por ciento los pacientes que refirieron haber acudido a urgencias y en el 55 por ciento los hospitalizados, y, asimismo, los pacientes consumieron el 0,15 por ciento menos de medicamentos.

Para el secretario del Micof, Juan José Folgado, “el Colegio de Farmacéuticos de Valencia siempre ha estado a la vanguardia de las iniciativas que mejoren la prestación farmacéutica y la salud de los ciudadanos, y que contribuyan a sostener el sistema sanitario y las farmacias comunitarias, que son un pilar esencial del mismo. Y este, desde luego, es un magnífico ejemplo de ello”.

“El farmacéutico –añadió–, es el profesional sanitario más cercano al paciente y su papel es fundamental a la hora de controlar su bienestar, calidad y esperanza de vida”.
Para la implantación de este programa en la provincia de Valencia se contará con la colaboración de diez farmacias durante 12 meses y con pacientes de 65 años o edad superior y que sean polimedicados (que toman cinco medicamentos o más).