Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

Los farmacéuticos, en alerta ante una deuda que roza los 500 millones

Los presidentes colegiales anuncian su preocupación mediante comunicados y ruedas de prensa

Lunes, 06 de mayo de 2013, a las 19:12

Redacción. Valencia
Los Colegios de Farmacéuticos de Valencia, Castellón y Alicante se reunirán este miércoles en respectivas asambleas para abordar el retraso en el pago de la factura por parte del Gobierno, y que se debería haber abonado el 30 de abril "como máximo". Las entidades colegiales han mostrado este lunes su posición acerca de la situación. Desde Castellón se plantean movilizaciones y no descartan otra huelga; en Valencia aseguran estar "alarmados" y Alicante esperan la asamblea del miércoles ya que aunque afirman no tener ganas de "huelgas ni cierres", si el próximo 15 no les pagan, no sabrán qué hacer.

Valencia

Teresa Guardiola.

Según los farmacéuticos valencianos, el nuevo retraso en el pago "vuelve a poner en alerta a todo el colectivo" y ha lamentado que, a pesar de que el consejero de Sanidad, Manuel Llombart, se comprometió a abonar la mitad de la facturación pendiente antes del 15 de mayo y la otra mitad antes del 31, incluida la segunda parte de las mensualidades atrasadas, el pasado jueves les informó de la decisión de abonar el resto de la deuda con el Fondo de Liquidez Autonómica 2013 y el plan de proveedores, que se hará en junio. De esta forma, la Generalitat les adeudará cinco meses y medio de la factura farmacéutica y "agudiza la crítica situación de las farmacias", al tiempo que alertan de que vuelve "el riesgo de desabastecimiento", advierte el Colegio valenciano.

La presidenta de la entidad en Valencia, María Teresa Guardiola, ha indicado en un comunicado que este retraso en el calendario de pagos acordado "nos preocupa muchísimo, porque volvemos a temer que se reproduzca el escenario del pasado año" y añade que el desabastecimiento de las farmacias "perjudica nuestra buena imagen en el exterior, que se está recuperando". Guardiola advierte de que si no se les paga antes del 15, "la situación volverá a ser insostenible".

Castellón

Jesús Bellver.

Por su parte, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Castellón, Jesús Bellver, ha anunciado en rueda de prensa que los boticarios de la provincia plantearán en la asamblea acordar movilizaciones contra el "incumplimiento" de la propuesta de pago que realizó la Generalitat. Entre las posibles medidas, no descartan la huelga, al asegurar que la actual situación es "igual de grave" que la que había antes del pasado paro general pero, además, "con menos posibilidades de acceder a nuevos créditos". Según Bellver, en estos momentos, el Consell debe a las farmacias de la Comunitat Valenciana los pagos de una quincena de septiembre y los meses de octubre y noviembre de 2012, así como febrero y marzo de 2013, que en la provincia de Castellón suponen 47 millones de euros y en la Comunitat rondan entre los 450 y los 500 millones de euros. Bellver ha recalcado que los boticarios son "conscientes" de la crisis financiera pero ha hecho hincapié en que no son "los que hemos llevado a esta Comunitat a la quiebra, sino los políticos". En esta línea, ha señalado que no cree que las "prioridades" deban ser pagar a la banca, y ha sugerido que "si el dinero no llega para todo, los políticos podían dejar de cobrar algún mes para dar ejemplo". Al respecto, ha apuntado que propondrán otras medidas para "achuchar" a los políticos "porque son los culpables de todo y han llevado a la ruina a colectivos enteros". Así, ha apostado por la convocatoria de manifestaciones como medida de protesta, especialmente en Valencia, donde -según ha dicho- "la última creemos que tuvo bastante efectividad".

Bellver ha alertado de que este mes "muchas farmacias no vamos a pagar los medicamentos" y ha denunciado que en la provincia de Castellón ya hay tres boticas denunciadas por los almacenes y otra que se encuentra intervenida por el juzgado.

Alicante

Jaime Carbonell.

En Alicante, el presidente de los farmacéuticos alicantinos, Jaime Carbonell, ha cifrado en 150 millones de euros la deuda del Consell con los boticarios de la provincia, situación que ha llevado a la mayoría de los establecimientos a "entramparse", e incluso a declararse en concurso de acreedores, o a tener que ceder la gestión a las distribuidoras de medicamentos hasta que puedan saldar la deuda pendiente. Según ha recordado, el vicepresidente de la Generalitat, José Císcar, "se comprometió en diciembre a ir pagando cada vez, pero no han cumplido este mes, y es la quinta vez que no se cumple", ha apuntado. Carbonell además ha considerado que este sector profesional está especialmente "castigado" en la Comunitat, donde la deuda asciende a cuatro meses y medio, frente a otras autonomías como Cataluña y Madrid, donde la administración debe dos meses. "Aquí somos los campeones. Los farmacéuticos somos los sacrificados, todas las veces nos toca no cobrar", ha añadido. "Vamos a ver lo que se va a decidir en la asamblea del miércoles: no nos quedan ganas de hacer huelga ni cierres, pero si el día 15 no se cumple el pago no sé que vamos a hacer", ha señalado.