21 nov 2018 | Actualizado: 20:15

Los farmacéuticos de la región apuestan por integrarse en equipos multidisciplinares

Permitiría establecer protocolos comunes y mejorar el flujo de información

Sábado, 23 de noviembre de 2013, a las 18:32

Redacción. Valladolid
El presidente del Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de Castilla y León (Concyl), Jesús Aguilar, ha recordado este sábado la disposición absoluta y permanente de los farmacéuticos para integrar equipos multidisciplinares de salud y su ofrecimiento para desarrollar todas las actividades y servicios que mejoren la salud y la calidad de vida de los ciudadanos.

Jesús Aguilar, presidente del Concyl.

Estos equipos multidisciplinares propiciarían una relación permanente y ágil entre farmacéuticos, facultativos y personal de Enfermería y permitirían establecer protocolos de trabajo comunes y crear un flujo de información en ambas direcciones sobre los problemas de salud del paciente. Esta colaboración entre profesionales sanitarios sería especialmente útil en el caso de los pacientes crónicos, cuyos tratamientos prolongados muchas veces requieren del contacto directo entre el médico que prescribe y el farmacéutico que dispensa.
En su discurso de clausura, el presidente del Concyl, Jesús Aguilar, ha dibujado la situación actual de las farmacias y recordó que factores ajenos a ellas han impactado en su economía y han colocado a muchas de ellas en un serio problema de viabilidad. Pese a ello, Aguilar ha señalado que la farmacia ha sabido mantener su valor sanitario y sigue explorando su potencial asistencia

“Hemos vivido y estamos viviendo situaciones muy complicadas, cambios tremendos, pero la farmacia y los profesionales farmacéuticos seguimos creyendo en el futuro de la profesión y en lo que podemos aportar a la sociedad como agentes activos de salud”, ha destacado.

El presidente del Concyl ha recordado que el 15 por ciento de las farmacias de Castilla y León tienen graves problemas para garantizar su viabilidad. Ante este escenario, Aguilar considera “imprescindible” la implicación de farmacéuticos, pacientes y administración si queremos que el modelo de farmacia “profesional, cercano y muy accesible” perdure.