Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 11:50

Los familiares de un paciente golpean, amenazan y escupen a los trabajadores del Hospital del Noroeste

Esta misma familia protagonizó en diciembre otro altercado en la planta de maternidad, agrediendo a dos médicos y a una auxiliar de enfermería

Martes, 08 de marzo de 2011, a las 18:05

Redacción. Murcia
El sindicato UGT ha denunciado públicamente la última agresión que se ha sufrido en el Hospital del Noroeste, donde los trabajadores del referido centro, fueron “golpeado, insultados, amenazados” por los familiares de un paciente, que ingresó con parada cardiorrespiratoria, y que el día anterior, cuando lo iban a trasladar al Psiquiátrico Román Alberca, se fugó de las instalaciones del centro.

A tenor de lo sucedido, UGT ha reclamado que “se incremente el personal de seguridad en todos los centros sanitarios del noroeste las 24 horas”, ya que, ha recordado, “la doctora María Eugenia Martínez murió en Moratalla hace casi dos años en una brutal agresión”.

Los últimos hechos se remontan hace unos días, a primera hora de la mañana, cuando un celador que salió a recoger un paciente, trasladado por los propios familiares hasta las puertas de urgencias y que llegó en parada cadiorrespiratoria, fue agredido física y verbalmente por la conductora del vehículo, quien le recriminaba que lo “había matado”. No obstante, este trabajador consiguió liberarse y llegar hasta el enfermo, a quien llevó a la sala de reanimación de paradas cardiorrespiratorias.

En la tarde anterior a los hechos, este mismo paciente estuvo en urgencias y, cuando lo iban a trasladar al Hospital Psiquiátrico Román Alberca, se fugó de las instalaciones del centro. Debido a su estado, el médico que lo atendió y quien actuó según el protocolo establecido, dio parte a la Guardia Civil de la fuga para que lo buscasen y llevasen a urgencias, advirtiéndoles de que corría peligro la vida del paciente. Sin embargo, no volvió hasta que al día siguiente lo llevó la familia.

Mientras se encontraba en la sala de parada, otra trabajadora estaba siendo agredida por la familiar del paciente, por lo que el celador acudió a su ayuda, así como otros compañeros, todos ellos recibidos con golpes, empujones, insultos y amenazas.

También llegó un guardia de seguridad y otro celador, igualmente agredidos y quienes apenas podían retener en la puerta de la sala de parada a la mujer agresora, quien se dedicó a “golpear puertas y tirar por el suelo todo lo que había a su alcance, al tiempo que gritaba, amenazaba y escupían al personal del centro que pasaba por allí durante más de media hora, hasta que llegaron agentes de la Guardia Civil y a Policía Local de Caravaca”.

Una familia con antecedentes

A primeros de diciembre, esta misma familia protagonizó otro altercado en la planta de maternidad, agrediendo a dos médicos y a una auxiliar de enfermería.

Por todo ello, FSP-UGT Murcia ha pedido a la Gerencia del Área IV de Salud que “se incremente el personal de seguridad de todos los centros sanitarios, las 24 horas del día, a fin de evitar que este tipo sucesos vuelvan a repetirse”.

Además, también se ha pedido que desde el Servicio Murciano de Salud (SMS) se traslade a Delegación de Gobierno y autoridades locales que la respuesta de agentes de la Policía y la Guardia Civil “sea más ágil ante las llamadas por agresión, así como que cese la campaña de desprestigio y descrédito a los empleados públicos, ya que anima a este tipo de hechos”.