Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Lunes, 24 de febrero de 2014, a las 17:37
Redacción. Granada
La consejera andaluza de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha considerado este lunes “razonables” las reivindicaciones de los eventuales sanitarios, que en Andalucía son unos 7.000, y se ha comprometido a ir mejorando su situación en función de que el presupuesto lo vaya permitiendo.

María José Sánchez Rubio.

Sánchez Rubio ha reiterado, como ya ha hecho en otras ocasiones, que, a consecuencia de la entrada en el Gobierno del PP, se pusieron en marcha una serie de medidas para el control del déficit público que conllevaron, entre otras, la ampliación del horario de los trabajadores de la administración pública de 35 a 37,5 horas semanales.

El Ejecutivo andaluz decidió entonces que la adopción de esa medida no supondría el despido de un total de 7.000 personas. Así, “en vez de ser despedidos, se decidió, junto con los representantes de los trabajadores, que se quedaran dentro del sistema con un 75 por ciento del horario y por lo tanto con la reducción correspondiente desde el punto de vista salarial”.

Sánchez Rubio ha incidido en que si no llega a ser por esa iniciativa, esos 7.000 profesionales no estarían trabajando. Sin embargo, la consejería no está “satisfecha” con esa situación, y pretende “reponer”, “desde que podamos presupuestariamente”, esa diferencia salarial hasta el cien por cien del salario.

Asimismo, la Junta ha ampliado la duración de los contratos de los eventuales, que hasta hace poco eran de un mes o menos, hasta los 4 meses y tiene la intención de que en un futuro sea de seis. “Según vayamos pudiendo presupuestariamente iremos resolviendo de manera definitiva esta situación en la merma salarial que tienen y por supuesto también en la de horario”, ha señalado la consejera.