20 nov 2018 | Actualizado: 21:40

Los especialistas que consumen más marihuana

El uso en todas las especialidades es mayor al 15 por ciento entre sus profesionales

Sábado, 02 de abril de 2016, a las 11:47
Marta Fernández.
La especialidad médica que más marihuana consume dobla a la que menos lo hace. Entre una y otra hay un abismo en el dato, y 25 especialidades donde el consumo de marihuana no es un hecho para nada aislado.

Consumo de marihuana por especialidades.

Los médicos que más marihuana consumen son los de Urgencias. Según una encuesta realizada por Medscape a 15.000 facultativos estadounidenses, un 31 por ciento de los que trabajan en Urgencias la consume. Tras ellos, siguiéndoles muy de cerca, Cirugía Plástica, donde la utiliza el 29 por ciento del personal. Cerrando el podio, y empatados con los cirujanos plásticos en tasa, los ortopedistas.

Una de las especialidades médicas donde más se trata el consumo de drogas tiene curiosamente a los cuartos especialistas que más marihuana consumen: los psiquiatras, con un 29 por ciento.

Los siguientes puestos son: Urología, 27 por ciento; Radiología, 27 por ciento, Cirugía General, 26 por ciento; Oftalmología, 26 por ciento; Anestesiología, 25 por ciento; y, cerrando el top ten, Ginecología, con un 24 por ciento de sus profesionales que consumen esta droga.

En el centro de esta particular tabla del consumo de marihuana se encuentran los profesionales de Enfermedades Infecciosas (24 por ciento), Patología (23 por ciento), Gastroenterología (22 por ciento), Neumología (22 por ciento),  Neurología (22 por ciento), Oncología(21 por ciento), Pediatría (21 por ciento), Cardiología (21 por ciento), Medicina de Familia (20 por ciento), Dermatología (20 por ciento), Medicina Interna (20 por ciento), Alergología (19 por ciento) y Cuidados Intensivos (19 por ciento).

Por último, los especialistas que menos marihuana consumen son: los reumatólogos, con un 17 por ciento de sus especialistas que la consumen; los endocrinos, con un 16 por ciento; y los nefrólogos, donde sólo el 16 por ciento la consume.

La encuesta también desglosa el consumo de esta sustancia por franja de edades. Así, aunque parezca sorprendente, un 32 por ciento de los médicos entre 56 y 65 años afirma haberla consumido en algún punto de su carrera, muy por encima del 25 por ciento de los médicos menores de 35 años que la ha consumido alguna vez.