20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Araújo: “Los empleados públicos no van a trabajar más y cobrar menos”

Tampoco habrá recortes en servicios esenciales, como Sanidad o Dependencia

Jueves, 20 de enero de 2011, a las 18:09

María Luisa Araújo.

Redacción. Toledo
Los empleados públicos, incluidos los que desempeñan su labor en los sectores sanitario y de dependencia, pueden estar tranquilos, según la vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, pues “no van a trabajar más y cobrar menos”, en clara alusión a la situación a la que, denuncian, se enfrentan los trabajadores públicos murcianos.

A lo largo del día de ayer, distintos miembros del Gobierno de José María Barreda defendieron las medidas adoptadas por el Ejecutivo ante la crisis y que han tenido su última aplicación práctica en el Plan de Consolidación de las Finanzas Públicas. Así, Araújo aseguraba que el camino de la región no se parece al de Murcia. “No vamos a sacrificar a los empleados públicos más de lo que ya se ha hecho”, ha asegurado, al tiempo que dejaba claro que tampoco se tocarán “los servicios esenciales”.

Además, la vicepresidenta también señalaba que el Gobierno no va a aplicar recortes en la aplicación de la Ley de Dependencia “como ocurre en Madrid o en Valencia”, señaló, “donde han sacado un 2 frente al 9 que obtiene Castilla-La Mancha” en el desarrollo de esta normativa.

Isabel Rodríguez y Julián Sánchez Pingarrón.

Las obras siguen adelante

Por otro lado, el consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, ha asegurado que el Plan de Consolidación de las Finanzas Públicas “no va a retrasar o a anular ningún proyecto de obra que esté en ejecución o adjudicado, todos ellos seguirán adelante con arreglo a los plazos previstos”.

En este sentido, la portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Isabel Rodríguez, aseguró durante la valoración que realizó del Plan de Consolidación de Finanzas y Servicios Públicos, que con esta acción el presidente Barreda está garantizando un modelo social, consolidado y fiable “que no exige esfuerzos a los ciudadanos” y que desde luego, se diferencia mucho de lo que se ha llevado a cabo en otros territorios.