19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

Los dos nuevos aceleradores lineales de Burgos atenderán a 980 pacientes al año

Permitirán administrar tratamientos más ajustados a los volúmenes que se desean tratar

Martes, 12 de noviembre de 2013, a las 15:30

Redacción. Burgos
El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, ha presentado este martes en Burgos los dos nuevos aceleradores lineales, dos aparatos de última generación dotados ambos con Radioterapia de Intensidad Modulada (IMRT), que se pondrán en marcha en el primer semestre del próximo año y que permite administrar tratamientos más ajustados a los volúmenes que se desean tratar, y por tanto, con menor toxicidad para los tejidos sanos. Además, uno de ellos dispone de RapidArc, una técnica de modulación de intensidad que administra la radioterapia en uno o varios arcos, aumentando la precisión y la exactitud de los tratamientos.

Miguel Á. Ortiz, gerente del Complejo Asistencia de Burgos.

La puesta en marcha del Servicio de Oncología Radioterápica está siguiendo un proceso que consta de tres fases: la primera de ellas ha sido la puesta en funcionamiento de los dos aceleradores lineales con radioterapia convencional, que comenzó el pasado 26 de septiembre. Uno de los aceleradores trabaja de manera ininterrumpida de 9 a 22 horas y el otro trabaja entre las 8 y las 15 horas. El turno de tarde del segundo acelerador lineal está siendo empleado para efectuar las medidas necesarias para comenzar con la Radioterapia de Intensidad Modulada (IMRT). En cada equipo y turno se están tratando aproximadamente a 25 pacientes.

La segunda fase es precisamente la implantación de la IMRT que, como se ha dicho, tendrá lugar a lo largo del primer semestre de 2014. Y la tercera fase, prevista más a medio plazo, es la puesta en marcha de la Radiocirugía, que consiste en que a través de múltiples haces de radioterapia liberados con una alta precisión se puedan tratar diversas lesiones cerebrales (benignas y malignas) con resultados terapéuticos iguales a los de la cirugía pero sin precisar ingreso y con menor toxicidad.

Ventajas del nuevo equipamiento

Hasta ahora el Complejo Asistencial de Burgos disponía de dos equipos de radioterapia: una bomba de cobalto y un acelerador lineal, ubicados en el Hospital Divino Vallés, que estuvieron activos hasta el pasado mes de septiembre. Pero con los nuevos equipos mejorará notablemente la asistencia a los enfermos oncológicos que reciban radioterapia.