20 nov 2018 | Actualizado: 16:40
Domingo, 28 de diciembre de 2014, a las 18:44
Redacción. Barcelona
La Conselleria de Salud de la Generalitat permitirá en un plazo de dos o tres meses a los ciudadanos poder incorporar su voluntad de ser donantes de órganos en su historia clínica compartida, dentro de la carpeta personal de salud de cada paciente. Todo ello con el propósito de facilitar la comunicación e identificación de los  individuos altruistas que deciden donar.

“Nosotros queremos hacer ahora una cosa más sencilla, que se recoja en la historia clínica compartida”, ha explicado Jaume Tort, presidente de la Organització Catalana de Transplantaments (Ocatt). Tort ha señalado que cualquier hospital podrá ver en este historial si hay una declaración del paciente sobre su voluntad de ser donante.

Una vía que puede facilitar los protocolos de comunicación. A principios del próximo año, el paciente podrá acceder a su carpeta personal de salud, a través de Internet y podrá especificar que quiere ser donante o pedirle a su médico de familia que incluya esta opción vital en su historia clínica compartida a la que puede acceder otro facultativo de cualquier nivel asistencial.

Por otro lado, la Ocatt ha diseñado nuevas estrategias para adaptarse a una nueva realidad ya que el “donante tradicional” ha cambiado. Asimismo, se ha propuesto aumentar la donación en casos de asistolia o paro cardíaco para que las unidades de cuidados intensivos comuniquen a las familias de enfermos terminales en proceso de agonía la posibilidad de convertir al paciente en un candidato de donación, en caso de que los órganos vitales se encuentren en un buen estado.