19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

Los donantes de órganos crecen un 18% en 2011

La actividad global de este tipo de intervenciones se ha incrementado un 13%

Martes, 31 de mayo de 2011, a las 14:31

Redacción. Zaragoza
El balance del programa aragonés de trasplantes en los primeros meses de 2011 arroja datos muy positivos: la actividad en torno a los trasplantes ha crecido en un 13 por ciento mientras que el número de donantes ha subido un 18 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado.

Son cifras que se han recogido entre el 1 de enero y el 20 de mayo de este año, periodo en el que el 90 por ciento de las familias a las que se les propuso la donación tras la muerte de un familiar dijeron que sí.

Durante los primeros 5 meses del año en Aragón se han hecho 53 trasplantes gracias a un total de 21 donantes. Por patologías, el mayor número de intervenciones ha sido el trasplante renal con 35, y le sigue el hepático con 13 intervenciones y cinco cardíacos. En todos los casos las cifras son mayores que durante el mismo periodo del año anterior.

En este periodo ha sido mayor el número de donantes hombres frente a las mujeres mientras que la franja de edad en la que mayor número de donaciones se reciben está entre los 45 y los 60 años, tramo desde el que han llegado el 70 por ciento de los órganos.

El descenso de los accidentes de tráficos en los últimos años también ha variado el perfil de los donantes que ahora, en un 80 por ciento de los casos, tienen su origen en personas fallecidas por enfermedad cerebro vascular.

El balance de los primeros meses del año además indica que con todas las intervenciones realizadas y los órganos recibidos se ha ganado en Aragón hasta 546 años de vida: cifra que se incrementa si se cuentan los otros 200 años de vida que han generado órganos donados en esta Comunidad Autónoma pero que se han trasplantado en otros puntos del país. Unos indicadores que, según los expertos, son muy positivos y que si se mantienen durante el resto del año podrían convertir 2011 en uno de los mejores en actividad de trasplantes de órganos en el conjunto de España.

Las asociaciones aragonesas que representan a pacientes trasplantados han enviado un mensaje común recordando que hay que seguir trabajando en la concienciación de la sociedad “porque sin donación no hay trasplantes”. Aseguran que es un acto de generosidad que salva miles de vidas y abre el camino hacia nuevas oportunidades, por ello han querido mostrar su gratitud hacia todos los donantes y sus familiares: en Aragón desde 1986, año en el que empezó el programa de trasplantes, se han llevado a cabo más de 1.700 intervenciones de estas características.