Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Los dependientes podrán acceder a dos recursos distintos

Las prestaciones de atención podrán ser económicas y tener la naturaleza de servicios

Miércoles, 11 de mayo de 2011, a las 17:43

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
El Gobierno de Canarias ha solicitado dictamen al Consejo Consultivo de Canarias sobre el proyecto de decreto por el que se establece tanto la intensidad como las compatibilidades entre las prestaciones económicas y los servicios para la atención a las personas dependientes, en el marco del Sistema Canario para la Autonomía y Atención a la Dependencia.

Paulino Rivero, presidente del Gobierno de Canarias

Según la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, las prestaciones de atención a la dependencia podrán tener la naturaleza de servicios y de prestaciones económicas e irán destinadas, por una parte, a la promoción de la autonomía personal y, por otra, a atender las necesidades de las personas con dificultades para la realización de las actividades básicas de la vida diaria.

Así, a partir de la puesta en marcha de esta nueva norma, se permitirá acceder a dos servicios, en el que uno de ellos será el principal y el otro se constituirá como complementario y variará en su intensidad según el grado y nivel de la persona dependiente y su programa individual de atención.

Hay que recordar que el Consejo Territorial de la Dependencia celebrado en junio del pasado año estableció que en ningún caso las personas dependientes podrán abandonar un servicio para percibir una prestación económica, reforzando una vez más lo que indica la ley de la dependencia que es la prioridad de los servicios, ya que las ayudas económicas son subsidiarias y excepcionales.

28,3 millones de euros

Por otro lado, el Consejo de Gobierno ha acordado autorizar la suscripción de los convenios de colaboración entre la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias y los Cabildos Insulares para la para la prestación de servicios a personas con discapacidad, así como la autorización del gasto que conlleva la suscripción, en el caso de los Convenios a suscribir y que ascienden a un total de 28.305.775 euros.

El programa sociosanitario de atención a la discapacidad en Canarias estaba destinado, con carácter general, a las personas con discapacidad, de edades comprendidas entre los 17 y los 64 años. El programa distribuía tales personas en los siguientes sectores: sector con necesidad de tercera persona, sector retraso mental, sector salud mental y, con carácter excepcional, al colectivo de personas con enfermedad de alzheimer y otras demencias.